Fútbol español: Real Madrid recupera el liderato

marzo 12, 2017

El Real Madrid es nuevo líder de La Liga y aún debe un partido frente al Celta de Vigo

Madrid, España

Con lo justo, los dirigidos por el francés, Zinedine Zidane, alcanzaron derrotar 2-1 al Real Betis.

Un Madrid que a lo largo de la temporada no ha logrado encontrar su mejor nivel, nuevamente es salvado por Sergio Ramos, el capitán que tiene un corazón tan grande como el Bernabeu.



Todo arrancó en el legendario minuto 93, cuando en el epílogo de aquella final de Champions en Lisboa, «la orejona» parecía irse con los vecinos de la ciudad, Ramos entró sin pedir permiso, rompiendo el arco y empezando una historia que se sigue escribiendo a cada partido de los merengues.

Los dirigidos por Zidane empezaban perdiendo ante un error del arquero tico, Keylor Navas… Gol en propia meta y ya se escuchaban los silbidos desde lo alto de la grada del Bernabeu. El Madrid parecía dejar escapar la oportunidad de recuperar el liderato.

Además puedes leer: España: Barcelona de vuelta a la tierra…

Cerca del final de los primeros 45 minutos, Cristiano Ronaldo anotó el empate y el Real Madrid respiraba más tranquilo para el descanso.

En la segunda mitad, Zidane juntó, como muy pocas veces lo ha hecho, a Isco y a James. El Madrid se apoderó de la cancha, se lanzó contra el arco sevillista, no obstante, el gol no aparecía, los aficionados se desesperaban y todos fijaban su mirada en el capitán, esperando que los salvara como lo ha hecho en incontables oportunidades.

El reloj marcaba los 80 minutos de partido, momento del juego que es la favorita del que, para muchos, es el mejor central el mundo.

Un cabezazo, una imagen que se viene repitiendo de mucho tiempo atrás… Celebraba el Bernabeu, porque ese gol no solo era el 2-1, significaba el liderato de la liga.

El fútbol en esta ocasión fue tan generoso con el Real Madrid, que le permitió a su arquero reivindicarse con la grada: Cabezazo del delantero Sanabria y el costarricense se estiró hasta su palo izquierdo y no solo salvó el empate, rescató al Madrid de lo que sería un silencio atroz para todo el mundo madridista.

 

 

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *