FMI otorgó 143 millones de dólares a Honduras en tiempo récord gracias a que superó revisión de programa

abril 2, 2020

Tegucigalpa, Honduras

El presidente del Banco Central de Honduras (BCH), Wilfredo Cerrato, destacó que el Fondo Monetario Internacional (FMI) otorgó en tiempo récord un préstamo por 143 millones de dólares para mitigar el impacto económico de la crisis por el coronavirus gracias a que el país superó la primera revisión del programa con ese ente.



Cerrato dijo que, con el fin de mitigar el impacto de la crisis sanitaria en la economía, Honduras accedió a 143 millones de dólares (3.575 millones de lempiras) solicitados por el BCH al FMI.

«El FMI en un tiempo récord, menos de dos semanas, dio un préstamo al BCH por 143 millones de dólares; su objetivo principal es fortalecer el nivel de reserva», indicó.

Explicó que, de esos 143 millones de dólares aprobados por el FMI, los primeros 100 millones son a una tasa concesional de 1,18 por ciento, mientras que los restantes 43 millones son a 0,15 por ciento bajo las condiciones de un préstamo de mediano plazo de tres a cinco años.

Apuntó que es importante atender a los sectores vulnerables del país con la distribución de alimentos y medicinas, entre otros insumos, ya que han sido golpeados por la pandemia del COVID-19.

Cerrato explicó que este es el primer desembolso por haber superado la primera revisión del acuerdo 2019-2021, pero reconoció que el programa económico con el Fondo Monetario está sujeto a revisiones semestrales y que se ha estimado que el déficit en cuenta corriente de la balanza de pagos aumentará de 0,7 a 1,1 por ciento del PIB.

Impacto económico

El presidente del BCH reconoció que «la pandemia del COVID-19 tendrá un fuerte impacto en Honduras» y dijo que la liquidez del sistema bancario habrá que dirigirla a financiar los sectores productivos del país para estimular el crecimiento económico.

El funcionario indicó que la actividad económica será inevitablemente afectada por la decisión prudente de confinamiento aplicada durante la fase inicial de expansión del virus para salvar vidas.

Cerrato afirmó que el crecimiento económico y la posición externa del país serán afectados por los efectos colaterales mundiales, a través del impacto en la demanda externa, los menores flujos de remesas, las condiciones financieras externas más restrictivas y la contracción en el turismo, entre otros factores.

En cuanto a la emisión monetaria, Cerrato mencionó que es de mucha irresponsabilidad emitir dinero sin respaldo y que se están buscando otros mecanismos para inyectar dinero a la economía del país, entre ellos liberar la tasa de política monetaria o bajar el encaje legal para utilizar responsablemente la liquidez del sistema financiero nacional, entre otros.

«Las reservas se están usando; recordemos que la última semana eran 38 millones de dólares y eso quiere decir que son reservas que se están usando. Estamos en un nivel de reserva para poder atender demandas de dólares para poder traer productos como combustible, alimento y medicinas», explicó Cerrato.

Cuidar empleos y reservas

El titular del BCH advirtió que «es muy importante cuidar empleos, porque básicamente es lo que genera demanda y van a reactivar los negocios y las empresas, y es ahí donde hay que apoyarlos a ellos con acceso al crédito».

El Gobierno del presidente Juan Orlando Hernández, el sector privado y los gremios de los trabajadores acordaron el pasado lunes un plan de medidas con el objetivo de salvaguardar empleos ante el impacto económico de la pandemia del coronavirus en el país.

Cerrato también dijo que «hay que tener mucho cuidado con el uso de las reservas, porque, como lo he dicho, ha sido un bastión para que el lempira frente al dólar no sea devaluado más y recordemos que en Honduras el efecto de devaluación tiene un efecto fuerte y rápido en inflación».

Apuntó que «el comercio genera ingreso y crecimiento económico y en este momento de crisis la liquidez habrá que dirigirla a los sectores productores del país».

Dinámicos

El funcionario reconoció el trabajo que ha desarrollado la presidenta del Banco Hondureño para la Producción y la Vivienda (Banhprovi), Mayra Falck, para apoyar a los sectores productivos, en lo cual en esa entidad han sido muy «diligentes y dinámicos».

«Hay que revisar las tasas de intereses y por eso el comité del fideicomiso que representa a los miembros del Banco Central (en Banhprovi) han decidido bajar las tasas de intereses» a dichos sectores, dijo.

El titular del BCH recalcó que el coronavirus ha tenido un fuerte impacto en el tipo de cambio de las monedas de varios países, pero que en Honduras los resultados son contrarios, a pesar de su fuerte relación comercial con varios de los países afectados por la crisis derivada de la propagación del COVID-19.

«Por ejemplo, estamos prestando a vivienda el 8,7 por ciento y en agricultura también; solo por dar un ejemplo, miren lo importante que es tener un nivel de reserva, en Costa Rica en una semana devaluó el dos por ciento de su moneda y Honduras fue el que menos devaluó, en 0,14 en esta semana, producto del nivel de reserva», indicó Cerrato.

Aseguró que «hoy en Honduras el problema no es la liquidez» y recordó que en Honduras la liquidez representa el 14 por ciento del PIB (Producto Interno Bruto) y el promedio de la región es del 10 por ciento; eso quiere decir que la liquidez no es el problema. Hoy la liquidez es de 33.000 millones de lempiras».

El funcionario manifestó que «lo he platicado con la banca y hay que asegurar mover esos recursos, ir evaluando constantemente y a medida que los recursos se vayan usando ir liberando más para no ejercer presión por el lado de la inflación».

Por eso, agregó, «sigo insistiendo que no se trata de emitir dinero sin respaldo para que lo utilice la Secretaría de Finanzas».