Flappy Bird y otros juegos adictivos para smartphones

febrero 10, 2014

Flappy Bird, el juego de mayor éxito del momento, ha dejado de volar en las tiendas de aplicaciones (App Store y Google Play). La razón: su creador no ha sabido digerir bien el éxito. Desarrollado en dos tardes como quien dice, este juego, simple, sencillo, horrible, frustrante y hasta cutre ha dado con la tecla de la adicción; con lo que sueñan todos los creadores de «apps».

Con más de 50 millones de descargas en Android, la dinámica del juego consistía en manejar un pájaro por unas tuberías mediante golpes del dedo. Esta aplicación ha vuelto a demostrar esa norma no escrita que apunta a que las cosas sencillas que s pueden jugar en cualquier parte tienen más posibilidades de cautivar a los usuarios. Este juego tiene varios clones, como Clumsy Bird, City Bird, Happy Poo Flap o Ironpants que tienen la misma dinámica, «inspirada» en Super Mario Bros.



Apalabrados

No es el primer juego que arrasa. Hubo una temporada en la que no había persona en este país que no conociese o jugase al Apalabrados. Tras su éxito, lanzó Mezcladitos y, más recientemente, esa experiencia se trasladó a Preguntados. Su joven creador, Maximo Cavazzani, se ha hecho millonario a base de combinar palabras y después de que la aplicación consiguiera 2,8 millones de descargas.

Candy Crush

Otro juego indispensable tenía como objetivo mover caramelos. Salir de trabajar, darse una ducha y ponerse a jugar en el móvil al Candy Crush. Ese es el hábito de muchas de las 500 millones de dispositivos de todo el mundo en su primer año que han reconocido estar enganchados a este dulce juego lleno de caramelos de colores que se mueven cual «tetris». El juego es adictivo y los números demuestran que es exitoso. Para lograr esto, apuntaba su creador Tommy Palm en una entrevista con el diario ABC, han tenido que combinar muchos factores, entre los que destaca el tema principal de las golosinas. Pero en su perspectiva otro de los factores es la posibilidad de combinar gominolas, caramelos o donuts y crear efectos.

Angry Birds

Los pájaros enfadados tuvieron su gran momento de gloria del que parece que ya solo quedan los restos del «merchandising» de las tiendas de Angry Birds. Lo que caracteriza a la aplicación es que se trata de un sencillo videojuego para el móvil en el que unos enfadados pájaros tratan de vengarse del ejército de cerdos verdes que han robado sus huevos. Con la llegada de este juego en 2009 comenzó la revolución del modelo del negocio de las aplicaciones para móviles. Este juego tuvo una gran plataforma en Google Chrome y Facebook, hecho que permitió que el usuario pudiera divertirse con los pájaros tanto en la oficina, como en casa o de vacaciones.

FarmVille

FarmVille, de Zynga, ha sido el juego con más invitaciones enviadas a través de Facebook a lo largo de la historia de la red social. La famosa granja americana satisface las necesidades de aquellos usuarios deseosos de ser lugartenientes y tener unos terrenos dignos de un empresario cafetero. En FarmVille -cuyo máximo apogeo estuvo entre 2010 y 2013- consigues dinero para cultivar diferentes tipos de productos: desde tomates, a maíz, lechugas y otros tipos de hortalizas. Pero en esta famosa granja también hay animales. Los cerdos, caballos y gallinas hacen las delicias de los granjeros primerizos.

Bubble Shooter

Otro juego clásico que no ha parado de descargase en sus múltiples versiones es Bubble Shooter, que provoca adicción porque el ser humano tiene la obsesión de pinchar cualquier pompa que se cruza por su camino: las de jabón e incluso las burbujas que recubren los objetos frágiles. Este videojuego es gratis para iPhone y iPad pero donde es habitual más habitual ver el rastro de esta aplicación es en Twitter, en donde cada puntuación se publica a través de un mensaje automático en el muro del usuario que lo tenga asociado.

Plants vs zombies

Largo y tremendamente adictivo también es Plants vs zombies, desarrollado y publicado por PopCap Games. La dinámica es similar a otros juegos como Tower defense. Aquí, decenas de zombis aparecen y el jugador va disponiendo en el escenario distintos tipos de plantas con distintas características únicas de ataque o defensa para combatirlos. El objetivo es detener a una horda de zombis en su misión de devorar los cerebros de los residentes. Es un juego multiplataforma que no deja de

 

 

 

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *