Fiscalía estadounidense acusa a hondureño y salvadoreña por tráfico de personas

febrero 16, 2020

Los acusados fueron capturados por la Patrulla Fronteriza el pasado 14 de enero en la Interestatal 10 en Lake Charles.

Estados Unidos

El Departamento de Justicia de los Estados Unidos emitió una orden en contra de una pareja hondureño-salvadoreña acusada por tráfico de personas.



Los acusados son el hondureño Julio Francisco Lindo, de 30 años, y la salvadoreña María Yajaira Urías-Córdova (26), quienes permanecen de forma irregular en los Estados Unidos.

El fiscal de los Estados Unidos para el Distrito Oeste de Louisiana, David C. Joseph, indicó que la pareja centroamericana está acusada por un cargo de conspiración para transportar extranjeros sin documentación y nueve cargos de transporte ilegal de inmigrantes.

Los acusados fueron capturados por la Patrulla Fronteriza el pasado 14 de enero en la Interestatal 10 en Lake Charles, en el estado de California, mientras transportaban a nueve inmigrantes irregulares, incluyendo un menor no acompañado, originarios de Guatemala, México y El Salvador.

Si son declarados culpables, Julio Francisco Lindo y María Yajaira Urías-Córdova podrían enfrentar hasta 10 años de prisión, tres años de libertad supervisada y una multa de 250.000 dólares por cada cargo.

Teniendo en cuenta que la pareja es acusada por 10 cargos, la multa de cada uno de ellos podría ascender a 2,5 millones de dólares.

El director de Servicios Policiales Fronterizos, Julián Hernández, indicó que a nivel regional se está trabajando para combatir la trata y tráfico de personas, contando con la colaboración de organismos como la Organización Internacional de Policía Criminal (Interpol).

«Los acuerdos de cooperación en seguridad fronteriza con los países de la región y Estados Unidos nos han permitido grandes logros contra el crimen transnacional, que van desde el decomiso de droga, armas, hasta la captura de tratantes y traficantes de personas», expresó Hernández.

Al cierre de 2019, las autoridades hondureñas habían detenido a 60 personas en el interior del país por el delito de tráfico de personas; además, se han ejecutado 24 órdenes de captura y también había 44 casos por trata de personas y 24 por tráfico de personas en el Ministerio Publico para su investigación.