Fiscalía confirma que tres acusados de Patuca III tienen relación con Los Cachiros

marzo 18, 2019

Además fueron señalados: Francisco Arturo Mejía, Roberto Arturo Mejía Salgado y Waldina Lizzeth Salgado Pérez

 

Tegucigalpa, Honduras



Luego de que la MACCIH presentara requerimiento fiscal contra 10 ex empleados de la ENEE vinculados al caso de corrupción Patuca III; tres de ellos están relacionados con Los Cachiros.

Así lo mencionó la Fiscalía, mediante comunicado, en el que liga con la banda de supuestos narcotráficantes a las siguientes personas: Francisco Arturo Mejía, Roberto Arturo Mejía Salgado y Waldina Lizzeth Salgado Pérez.

Aquí el comunicado: 

En el caso presentado este día por el Ministerio Publico – MACCIH a través de la UFECIC, en torno al caso Patuca III, la Fiscalía Especial Contra el Crimen Organizado (FESCCO) y la Agencia Técnica de Investigación Criminal (ATIC), llevaron a cabo la Operación Apolo en marzo del año 2018 contra una estructura criminal acusada de lavar activos y ser testaferros de la familia Rivera Madariaga (Los Cachiros), esta operación dejó como resultado el aseguramiento de 84 bienes, 31 vehículos y 16 empresas mercantiles.

Según las investigaciones que dieron como resultado requerimientos fiscales, los señores mencionados hoy por la UFECIC – MACCIH en el nuevo caso de corrupción, Francisco Arturo Mejía, Roberto Arturo Mejía Salgado y Waldina Lizzeth Salgado Pérez, fueron acusados por el Ministerio Publico el año anterior por sus nexos con la familia Rivera Maradiaga en muchas de sus operaciones como organización criminal.

De acuerdo a las investigaciones, a estas personas los unían varias empresas y diversas transacciones vinculadas con Los Cachiros. Para en el caso de Francisco Arturo Mejía, quien es abogado y notario, era la persona que realizaba todos los trámites legales en lo referente a la constitución de empresas y compra y venta de bienes de toda la familia Rivera Maradiaga, mientras que Waldina Lizzeth Salgado y Roberto Arturo Mejía Salgado formaban parte de la estructura de varias de las empresas. Todas estas personas se encuentran actualmente prófugas de la justicia.

Los vínculos más fuertes estaban relacionados con las empresas Inversiones Rivera Maradiaga (Inrimar) y la empresa Acrópolis, esta última creada para prestar diversos tipos de servicios como diseño y construcción, ganó una millonaria licitación en el proyecto Patuca III.

Las investigaciones demostraron también que la empresa Acrópolis desarrolló varios proyectos más con la familia Rivera Maradiaga.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *