Finlandia cuenta con mascarillas y respiradores acopiados desde la Guerra Fría

abril 11, 2020

 

Finlandia



Finlandia se encuentra preparado para afrontar la crisis sanitaria por el coronavirus COVID-19 con mascarillas, respiradores, material quirúrgico, guantes y batas de protección, que han ido acopiando a través de los años desde la Guerra Fría.

De acuerdo con un reportaje de El País, el material (médico, energético y alimentario) se encuentra en lugares secretos a lo largo y ancho del país.

El empeño en mantener a raya a los fantasmas de la ocupación rusa en el pasado ha hecho que el país nórdico se encuentre ahora preparado para poder afrontar la amenaza sanitaria por el COVID-19.

“Hemos tomado una decisión histórica”, dijo Päivi Sillanaukee, directora general del Ministerio de Asuntos Sociales y Salud de Finlandia, el pasado 23 de marzo, cuando anunció que el Gobierno socialdemócrata recurriría a la infraestructura del Centro Nacional de Abastecimiento de Emergencia (NESA, por sus siglas en inglés).

Finlandia ha decidido abrir así por primera vez los almacenes del centro para que a los más de cinco millones de habitantes no les falte lo básico durante la pandemia, que les ha dejado hasta el momento 2 mil 605 infectados y 42 muertos por coronavirus.

“NESA existe para ayudar a construir y mantener la resiliencia de la sociedad y la economía finlandesas”, describió el propio centro en su página web, en la que explica que cuenta con un presupuesto aproximado de mil 200 millones de euros. Se financia mayoritariamente de los impuestos a la energía.

Los almacenes de suministro de emergencia, además, están repartidos por todo el país para descentralizar la distribución de material sensible. Estos lugares suelen estar en las inmediaciones de los grandes hospitales.

Cinco hospitales universitarios ya tienen material que hasta ahora estaba en un lugar clasificado como secreto por considerarse que forma parte de la estrategia de seguridad nacional.

“Los equipos de protección personal no se acabarán”, aseguró el Ejecutivo, pues mientras se va cerrando otros contratos de compra de material imprescindible, las autoridades echan mano de sus existencias para evitar problemas de suministro como los que afrontan otros países.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *