Batalla campal en el Etihad

febrero 21, 2017

En un partido de locura, el Manchester City de Guardiola derrotó 5-3 al Mónaco por los octavos de final de la Liga de Campeones.

Abundancia de goles en la segunda semana de los octavos de final de la Liga de Campeones de Europa. En el Etihad Stadium, el Manchester City logró sacar el resultado luego de verse amenazado en diversos intervalos del juego. El Mónaco, actual puntero de la liga de Francia, le hizo un partido sin complejos a los de Pep, quienes tuvieron que luchar para salir triunfadores en una verdadera batalla europea entre ingleses y franceses.

Falcao y Aguero serían los soldados más valiosos para los generales Leonardo Jardim y Josep Guardiola. Al minuto 26, Sané y David Silva armaron una pared para burlar a la defensa visitante que no pudo evitar el pase a Sterlin, quien entró solo para abrir el encuentro. Un golpe pesado para el Mónaco que comenzó haciendo un mejor partido.



Pero los frutos del buen juego llegarían pronto para los de Jardim. Al 32, Fabinho centró para que el tigre mordiera de palomita. Falcao empataba el partido con categoría y el gol subiría la moral de los visitantes.

Ocho minutos después, luego de recibir un balonazo, Kylian Mbappé definió para convertirse en el segundo goleador más joven en fases finales de Champions. El primer tiempo terminó con la ventaja para el Mónaco, pero la batalla apenas comenzaba.

En la segunda parte, el árbitro Mateu Lahoz pitó penal cuando Otamendi derribó a Falcao dentro del área. Sin embargo, el colombiano falló ante Caballero, quien mantuvo con vida a los citizens.

El tiro errado de Radamel, fue más lamentado cuando Agüero disparó fuerte por bajo, el balón se le fue entre las piernas a Subasic, y terminó en el fondo de la red. El City despertaba con el empate y hacía del Etihad un escenario abarrotado de euforia.

El partido parecía inclinarse hacia los ingleses, pero los cracks como Falcao están para cambiar el destino con su magia. Al 60, Radamel enganchó en el área y definió de sombrerito para instalar una vez más el silencio en el estadio, de esa manera el colombiano volvió a ratificar su buen momento.

Agüero, al ver como el tigre acaparaba la atención y decidía el partido a su favor, apareció con una tijereta para volver a empatar el juego. El City regresaba una vez más al partido, y hacía recordar la frase de que los ingleses son mejores en la adversidad.

En un tiro de esquina, Stones apareció en el segundo palo para poner el 4 a 3 y alborotar a los hinchas celestes. Los de Pep sabían que no podían dar por muerto a los franceses. Por lo tanto al minuto 81, en un contra golpe, Sané anotaría la manita para los locales.

Lahoz pitó el final de la batalla pero la guerra continuará en territorio francés el próximo miércoles 15 de marzo.

 

 

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *