Familia de niña migrante fallecida asegura que estaba bien de salud

diciembre 16, 2018

Los padres de Jakelin Caal dijeron que la niña sí había comido y tomado agua, y al parecer estaba bien de salud cuando viajó por México

 

Estados Unidos



La familia de la niña guatemalteca de siete años, que murió en custodia de la Patrulla Fronteriza, refutó la afirmación de las autoridades estadounidenses respecto a que la menor no había comido ni tomado agua durante días.

En una declaración difundida por abogados, los padres de Jakelin Caal dijeron que la niña sí había comido y tomado agua, y al parecer estaba bien de salud cuando viajó por México con su padre, Nery Gilberto Caal Cuz, de 29 años de edad, hasta la frontera con Estados Unidos. De acuerdo con la familia, Jakelin nunca caminó por el desierto días antes de que se la llevaran en custodia.

Tekandi Paniagua, cónsul guatemalteco en Del Rio, Texas, dijo que ya conversó con el padre de la niña. De acuerdo con el cónsul, Nery Caal le contó que fue dejado con un grupo de migrantes en una zona en México en la que tendrían que caminar durante 90 minutos para llegar a la frontera.

Hasta el momento, funcionarios de la Patrulla Fronteriza no han reaccionado a las aseveraciones de la familia de la menor.

La familia publicó su versión este sábado en una declaración difundida en conferencia de prensa en El Paso, Texas, en un albergue para migrantes, donde se encuentra el padre de Jakelin. La familia de la niña no asistió a la conferencia y solicitó privacidad.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *