Exyerno de profesora Sulmi Erazo fue el que disparó según la policía (FOTOS)

abril 8, 2019

San Pedro Sula, Honduras

El exyerno de la maestra Sulmi Erazo Munguía (54) identificado como Augusto César Ocón Hernández (30), es el principal sospechoso de haberla ejecutado con un balazo en la cabeza.



Luego que el hombre fuera apresado, el pasado sábado, por autoridades de la Dirección Policial de Investigaciones (DPI) en conjunto con la Dirección de Inteligencia Policial (Dipol), Ocón Hernández les dijo a los uniformados que la docente era su exsuegra, porque fue novio de su hija menor. Su captura fue en la colonia Stibys.

Los agentes detallaron que la maestra fue hallada muerta la noche del sábado anterior en unos potreros cerca de la aldea de Armenta exactamente cerca de la Residencial Jaraguá.

De acuerdo a lo que expresaron los uniformados, los pobladores alertaron al Sistema Nacional de Emergencia del 911 que en ese lugar había una persona muerta, por lo que la patrulla se desplazó a la zona y verificó que el cadáver era de una mujer.

Otra de las versiones, que no fue confirmada por la fuerza de seguridad, es que Ocón Hernández fue quien llevó a los policías donde estaba el cuerpo en avanzado estado de descomposición.

Supuestamente esa noche los familiares de la malograda llegaron a la triste escena y dieron detalles a los agentes de investigacion sobre cómo vestía la docente el día que desapareció.

Después que el personal de Medicina Forense, agentes de la DPI y el fiscal de turno efectuaron el reconocimiento de ley y verificaron que se trataba de Sulmi Erazo Munguía.

Desaparece

El pasado miércoles a eso de las 5:30 de la tarde, la maestra ya había terminado sus labores en el Instituto Oficial Patria de La Lima, Cortes y ese día salió en su turismo marrón con placas HAQ 4417 junto con una compañera que le había pedido aventón.

En el mismo carro también iba su exyerno quien, según las investigaciones, la fue a buscar tres veces, ese mismo miércoles.

Luego se dirigieron hacia esta ciudad, porque ella andaba vendiendo dos carros. Al transcurrir el tiempo, exactamente a eso de las 7:30 de la noche, la maestra llamó a una de sus hijas para decirle que no iba a poder salir con ella, porque había mucho tráfico.

Los familiares manifestaron que esa fue la última comunicación que tuvieron con la profesora.

A ver que no llegaba a su casa ubicada en la colonia Ciudad Planeta de La Lima, se asustaron y comenzaron a buscarla, al tiempo que llamaron a la fuerza de seguridad para que la localizara en varios puntos de esta localidad.

Con la esperanza de hallarla con vida, estudiantes y maestros del instituto hicieron el pasado viernes una caminata de solidaridad para que apareciera sana y salva; sin embargo La Lima se enlutó la noche del sábado cuando trascendió su muerte.

Investigaciones

En el informe policial se establece que Ocón Hernández bajo engaños llevó a la maestra a una zona desconocida y le dijo que le comprarían un carro y que el pago sería en efectivo. Ese miércoles, el individuo que es estudiante de Medicina, llevó a la docente a varios centros comerciales.

Posteriormente se fueron la zona de Armenta en donde, según él, un hombre en motocicleta los estaba esperando. Cuando la maestra se bajó de su carro el gatillero le hizo un disparo en la cabeza.

Posteriormente el estudiante junto al sicario la metieron al carro y la fueron a tirar aproximadamente a unos dos kilómetros del lugar donde le dispararon. El cuerpo fue abandonado en unos potreros.

Los agentes de la DPI lograron dar con el paradero del sospechoso gracias a las cámaras de seguridad en donde quedó evidenciado que la ahora occisa anduvo acompañada de su exyerno.

Habla con la policía

Después que los detectives lograron identificar al principal sospechoso, decidieron trasladarse a la colonia Stibys y lograron capturarlo.

Según información de la Policía Nacional y el Ministerio Público la captura fue exitosa, porque llamaron al celular de la víctima y el estudiante contestó; eso permitó que las autoridades rastrearan la llamada para dar con su paradero.

Una vez que fue apresado Augusto César, fue interrogado y en ese momento desmiente que anduvo con la maestra. Sin embargo, al pasar los minutos confesó a los detectives que sí había andado con su exsuegra.

Éste aseguró a los agentes que había sido amenazado a través de mensajes en donde lo atemorizaron diciéndole que su familia estaba en peligro y que la iban a matar.

Pese a ello, no creyó esa amenaza, pero las personas desconocidas le enviaron varias fotografías de sus seres queridos e incluso le dijeron en dónde vivía.

Luego Ocón Hernández expresó que por temor aceptó acatar lo que los malvientes le solicitaron que era llevar a la maestra a un lugar que ellos (sicarios) le indicaron. El detenido les manifestó a los policías que en ese momento (miércoles pasado) fue a buscar a la docente con el objetivo de llevarla donde estaba el gatillero.

Además declaró a la autoridad que la maestra estaba siendo extorsionada y que solo él lo sabía.

Cuando Ocón Hernández estaba siendo interrogado por los polícias, éste les dijo que las personas que lo amenazaron le aseguraron que con él no era el problema y que se podía llevar el carro de la maestra, pero que no dijera nada.

Según información proporcionada por las autoridades, Sulmi recibió el certero balazo a corta distancia. Además una fuente de entero crédito aseguró que en el cadáver de la docente no tenía signos de tortura ni violación.

Un pariente de la maestra quien impartió clases de Contaduría y Finanzas durante más de diez años en el Instituto Oficial Patria, lo reconoció en un vídeo que quedó grabado en un centro comercial.

Cree que él disparó

Por medio de algunos detectives se conoció que de los matones que lo obligaron a entregarla, es solo una coartada, pues éste disparó contra la profesional, haciendo uso de un arma que llevó desde su hogar, la cual fue requisada durante el cateo a su casa.

También apuntaron que las pesquisas los han llevado a determinar que ambos tenían un relación muy cercana, pero no entraron en más detalles, aduciendo que el caso está en la línea de investigación.

Indicaron que como parte de ese trabajo se hará el vaciado a los celulares para conocer interioridades de ese acercamiento. Agregaron que no hubo tal sicario y mucho menos la presencia de una motocicleta en la escena del crimen.

Un hombre violento

Según otra fuente, el sospechoso está descrito como una persona violenta, disocial y de mal carácter. En el municipio de La Lima los pobladores dijeron estar muy apesarados por la muerte de la querida maestra, ya que la describieron como una persona muy tranquila, honesta y que se involucraba mucho en actividades altruistas.

Mary Vallecillo, hermana de la maestra publicó un mensaje en su Facebook y escribió que “la delincuencia, el crimen y la maldad sacuden a nuestra familia… solo puedo decir que me duele en el alma el vil asesinato de mi hermana Sulmi Erazo… una mujer noble, trabajadora, servicial y que nunca hizo daño a nadie”. Aseguró que su hermana dedicó su vida a trabajar, a estudiar y a servir.

“Siempre estuvo cuando la necesitamos y sirvió siempre con humildad y entrega. Te extrañaré hermana, me quedo con el corazón destrozado. Mi corazón sangra de dolor. Mi hermana no merecía lo que le hicieron. Lamentablemente la gente honrada y trabajadora no puede vivir en Honduras”.

Vallecillo declaró en la red social que lo de su hermana es un asesinato cobarde “declarando mentiras para salvar su responsabilidad. Pedimos justicia. Basta ya”.

El cuerpo de Sulmi no fue entregado por el personal de Medicina Forense por las investigaciones. Allegados a la víctima expresaron en las afueras de la morgue que el cuerpo no puede ser entregado porque todavía faltan algunas pruebas, entre ellas las dactilares.

Posiblemente sea entregado hoy en horas tempranas. Las clases se suspenden hoy en el Instituto Oficial Patria.

“Desconocemos si el estudiante se conocía con el criminal. Ya tenemos al estudiante que es el primer sospechoso de este asesinato contra la docente y nos va a ayudar en las investigaciones para dar con más personas que estén involucradas en el caso”. Ronald Posadas, vocero de la Policía.

“Lamentamos este vil asesinato de nuestra compañera Sulmi Erazo que no se lo merecía. Estamos con mucho dolor y con el corazón roto en este momento tan difícil que estamos atravesando como gremio magisterial. Ella era una profesional de calidad”. Lucía Granados, directora del Instituto Oficial Patria de La Lima.

Cesar Ocón mató a la maestra según la policía
César Augusto Ocón se encuentra detenido en una posta policial en San Pedro Sula