Expertos advierten que América Latina debe prepararse para lo peor

abril 30, 2020

Lo peor del coronavirus está por llegar

Río de Janeiro, Brasil

Algunos lugares de América Latina suavizan medidas para volver a la normalidad, sin embargo, expertos advierten que bajar la guardia podría ser desastroso.



En Sao Paulo, Brasil, a dos meses de informarse el primer caso, la cifra de muertos sobre pasa los 200 mil contagiados en una región de 1,010 millones de habitantes.

Brasil encabeza los decesos (5,017), y le siguen México (1,569), Perú (943), Ecuador (883), República Dominicana (293) y Colombia (278), según un recuento de la AFP del miércoles a las 21H30 GMT a partir de fuentes oficiales.

Gracias a la rápida respuesta de los gobiernos, influenciada por las consecuencias en China, España e Italia, se ha  ganado tiempo para ampliar capacidad de atención y reconvirtiendo centros de convenciones en salas hospitalarias, además, se ha adquirido equipo y se suman hospitales privados.

Pero ahora tratan de hallar un equilibrio entre estas medidas de contención y la reactivación económica, y tras el shock inicial, las poblaciones comienzan a salir del letargo.

Uruguay reabrió sus escuelas rurales y Costa Rica sus cines y gimnasios. Argentina, donde el confinamiento ha sido estricto, anunció su flexibilización en ciudades con menos de 500,000 habitantes y permite salidas de una hora diaria.

Incluso Ecuador, cuyas imágenes de los cadáveres en las calles de Guayaquil impactaron al mundo, optó por disminuir el nivel de alerta, cuando registra más de 24,000 casos de coronavirus, incluidos 883 muertos, lo que lo hace proporcionalmente el país latinoamericano más golpeado. El lunes pasará de la fase del «aislamiento» a la del «distanciamiento» por zonas y de acuerdo al nivel de riesgo.

Pero «relajar las medidas de inmediato podría ser desastroso», dijo a la AFP el director del departamento de enfermedades transmisibles y análisis de salud de la Organización Panamericana de la Salud (OPS), Marcos Espinal.

Los países «no deben bajar la guardia hasta que no veamos signos de que el brote no solamente haya llegado a su pico, sino que tengamos varios días con una disminución constante de los casos», agregó.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *