Exhorto de Trump sobre migración se topa con la realidad

julio 31, 2015

En una de sus primeras incursiones como precandidato republicano a las políticas actuales del país, Donald Trump exhortó a deportar a las 11 millones de personas que se calcula viven en Estados Unidos sin autorización al tiempo que se permite el regreso de «la gente realmente buena».
Es un plan que el magnate ofrece con pocos detalles, y que además es complicado por la conflictiva realidad del sistema migratorio del país.
Tal esfuerzo podría ser más difícil de lo que Trump cree porque deportar a tanta gente significa que primero hay que encontrarla. El gobierno desconoce la identidad de muchas de las millones de personas que han entrado a Estados Unidos sin autorización o permanecido en él después de que expiraran sus visas emitidas legalmente.
Ubicar a los inmigrantes que carecen de estatus legal ha sido un obstáculo para las autoridades durante décadas.
Deportarlos a todos «es impráctico y una gran mayoría de estadounidenses se opone a ello», dijo Clint Bolick, un abogado de Arizona que es coautor de un libro de políticas migratorias junto con Jeb Bush, exgobernador de Florida y también precandidato republicano.
Durante la entrevista del miércoles con la cadena CNN, Trump dijo que «los buenos» podrían regresar vía un proceso «expedito» y luego permanecer en el país con autorización.
El empresario multimillonario y exastro de un reality show se ha posicionado hasta arriba de las encuestas en la abarrotada contienda por la candidatura republicana a la presidencia, en gran parte por su postura radical con relación a los inmigrantes.
«Quiero sacarlos, y luego los volveremos a meter y dejaremos que sean legales», le dijo a CNN.



Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *