Estados Unidos ordenará vacunarse contra COVID-19 a todos sus soldados en activo

agosto 9, 2021

 

Estados Unidos



El Pentágono ordenará a todos sus soldados en activo vacunarse contra COVID-19 a partir de septiembre, anunció este lunes el secretario de Defensa de Estados Unidos, Lloyd Austin, en “un mensaje a las fuerzas”, dirigido a todos los empleados de su departamento.

En el texto, Austin adelantó que buscará la autorización del presidente, Joe Biden, para hacer obligatorias las vacunas “no más tarde de mediados de septiembre, o de forma inmediata con la aprobación por parte de la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA, en inglés), lo que ocurra primero”.

La aprobación total de la vacuna de Pfizer-BioNTech podría producirse a comienzos de septiembre, ya que hasta ahora solo ha obtenido autorización de emergencia por parte de la FDA.

Austin manifestó su confianza en los líderes castrenses y los comandantes para aplicar este programa de vacunación “con profesionalidad, habilidad y compasión”.

En conferencia de prensa, el portavoz del Pentágono, John Kirby, se mostró convencido de que todo el personal del ejército, incluidos los reticentes a vacunarse, “obedecerán” las órdenes del Departamento de Defensa, y los responsables de cada servicio la aplicarán con “profesionalidad”, porque saben que uno de los requisitos del servicio activo es tener buena salud.

Kirby señaló que el mensaje de Austin se entiende en el Ejército como una “orden de advertencia”, que supone que la obligatoriedad va a llegar y las fuerzas deben estar preparadas para asumirla.

Explicó, además, que en los próximos días habrá una directiva que deje “claro” cómo se va a aplicar esta orden para todo el personal del Departamento de Defensa, incluido el uniformado.

Según los datos del portavoz del Pentágono, el 73 % de las fuerzas armadas en activo tienen al menos una dosis de la vacuna, y algo más del 60 % están completamente vacunados. Los porcentajes varían según el servicio, de ahí que la vacunación obligatoria vaya a tener distintas fases.

Por su parte, el presidente de Estados Unidos expresó su “fuerte” respaldo al mensaje de Austin a los soldados para sumar el suero contra la covid-19 a la lista de vacunas requeridas a los militares.

El secretario Austin y yo compartimos el compromiso inquebrantable de garantizar que nuestras tropas tengan todas las herramientas necesarias para hacer su trabajo todo lo seguro que sea posible”, apuntó Biden.

El optimismo existente en EE.UU. hace un mes por la efectividad de las vacunas, que hacía vislumbrar un pronto fin de la pandemia, ha dado paso a la alarma ante el avance de la variante delta en el país.

La presencia de esta mutación, que ya es la predominante en EE.UU., ha hecho que se disparen los contagios y las hospitalizaciones.

Ante esta situación, la Casa Blanca anunció a finales de julio que obligará a los más de 4 millones de trabajadores del Gobierno estadounidense a mostrar una prueba de vacunación contra la covid-19 si no quieren someterse a test de forma regular, ante el avance de la variante delta en el país.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *