Estados Unidos inicia trámites para restringir el asilo a migrantes

junio 15, 2020

 

Estados Unidos



El Gobierno del presidente de Estados Unidos, Donald Trump, inició este lunes los trámites para restringir aún más el procedimiento de asilo con una nueva normativa que ha sido blanco de críticas por parte de organizaciones proinmigrantes y de la oposición demócrata, que la han tachado de “abominable”.

La propuesta, de 161 páginas y que no es definitiva, fue publicada hoy en el Registro Federal, el diario oficial del Gobierno en el que se difunden leyes, disposiciones y avisos públicos.

La Administración ha puesto esta iniciativa sobre la mesa con vistas a restringir el asilo en el país antes de reabrir sus fronteras terrestres y de que se revoque la orden que dio Trump para prohibir la migración en medio de la pandemia del coronavirus, según medios de comunicación locales.

De acuerdo con el documento publicado, la nueva normativa, no garantiza a los demandantes de asilo el derecho al debido proceso ante una corte migratoria.

Además, la normativa eleva los requisitos para que un juez conceda el asilo, ya que ahora el migrante debe demostrar que no lleva más de un año en EE.UU. y que el Gobierno de su país natal no ha abordado su caso.

Asimismo, la iniciativa desmantela también la protección a dos colectivos que han visto un aumento de las solicitudes de asilo: las víctimas de violencia por motivos de género, tanto la doméstica como la dirigida contra individuos LGTBQ, y las personas que huyen de la violencia y el reclutamiento de bandas criminales.

En suma, la propuesta busca “expandir y aclarar en qué circunstancias se requerirá que un juez migratorio encuentre que una aplicación de asilo es lo que se conoce como frívola” y se propone un cambio en su definición.

El texto establece que “frívolas” serían aquellas peticiones “sin mérito o sustancia”.

Aaron Reichlin-Melnick, asesor del American Immigration Council, explicó a Efe que, en el caso de que un juez considere “frívola”, o sin posibilidad de éxito, una demanda de asilo, puede suponer que la persona enfrente una prohibición para “solicitar cualquier tipo de beneficio de inmigración”.

“Es regla muy vaga, no sabemos, es un cambio impreciso”, agregó el experto, quien además alertó del impacto que podría tener que un juez pueda suspender una solicitud si no se demuestra la elegibilidad “a primera vista”.

Reichlin-Melnick advirtió que, bajo el supuesto de no elegibilidad a “primera vista”, el solicitante no tendrá posibilidad de testificar y explicar su caso.

En paralelo, la normativa expande la política de “tercer país seguro“, que EE.UU. comenzó a aplicar hace un año, sometiendo a un mayor examen los casos de los individuos que hayan viajado a través de al menos un país en su ruta hacia EE.UU.

En ese sentido, se vetará el refugio para quienes hayan estado en otro país más de catorce días en su ruta hacia Estados Unidos sin haber solicitado asilo en ese lugar.

Para la directora ejecutiva del American Immigration Council, Beth Werlin, el objetivo de ese reglamento propuesto, “lejos de remodelar el sistema para mejorarlo, es hacer que el asilo sea imposible de obtener”.

“El asilo ya se ha debilitado enormemente por años de ataques sostenidos por parte de la Administración de Trump, y esta regulación sería el golpe final a nuestro orgulloso legado de Estados Unidos como refugio para las poblaciones vulnerables y perseguidas del mundo”, lamentó Werlin en un comunicado.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *