Esperanzas y temores marcan a los cubanos

diciembre 19, 2014

El restablecimiento de las relaciones diplomáticas entre Cuba y Estados Unidos desató entre los cubanos expectativas de trascendentales cambios económicos en una isla que parece congelada en el tiempo, con sus autos de la década de los cincuenta y sus derruidos edificios Art Deco.
Al día siguiente del histórico y sorpresivo anuncio, muchos cubanos estaban esperanzados de poder tener en un futuro acceso a bienes que el resto del mundo da por sentado y de una recuperación de la economía socialista que, por temporadas, no provee de manera cotidiana productos básicos como carne, aceite de cocina o papel higiénico.
«El impacto de la noticia ha sido muy fuerte», dijo Nayda Martínez, de 52 años, una ingeniera química que avizora un mejor futuro para su patria si tras la normalización de las relaciones entre Cuba y Estados Unidos, Washington levanta también el embargo que impuso a Cuba hace cinco décadas en el marco de una hostilidad contra la revolución cubana que encabezó Fidel Castro.
Martínez piensa que el restablecimiento de un comercio directo podría atraer inversiones y turismo a la isla. «El país está muy ahogado. Cuba, para comprar cualquier cosita, tiene que darle la vuelta al mundo, cuando se podría conseguir productos de primera necesidad, materias primas, aquí mismo», dijo la mujer. «El gobierno podría poner todos esos productos a precios más económicos».
Ella, como muchos cubanos, inevitablemente empezaron a sacar cuentas de las cosas que podrían tener: más tecnología, nuevos medicamentos, capital o la creación de nuevos empleos derivados del turismo.
«Puede generar empleo aquí y Miami porque va a haber intercambios. Puede haber un desarrollo de la medicina, se podría invertir en la agricultura, han venido empresarios y no los han dejado invertir», dijo Sandro Hernández, un ingeniero informático de 42 años en referencia a la imposibilidad de invertir en la isla por el embargo decretado por Estados Unidos.(Tomado de AP).



Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *