¡Escándalo! acusan a la selección española de dopaje

marzo 20, 2018

Sucedió en un partido de 1983 que le dio a España su pase a la Eurocopa del 84

 

España



Corría el año 1983, cuando la Selección de España necesitaba ganar a su similar de Malta por 11 goles o más para obtener su pase a la Eurocopa de Francia que se celebró al año siguiente y en la que ‘La Roja’ llegó a la final.

Le puede interesar: Choco Lozano: “Centroamérica unida”

En un día histórico, España goleó por 12 tantos a 1 al contrincante. La locura se apoderó de los españoles aquella mágica noche ocurrida en el Estadio Benito Villamarín de Sevilla, donde llegaron 30 mil espectadores.

Pasaron 30 años para que los jugadores maltéses rompieran el silencio y acusaran a sus rivales de consumir esteroides y también aseguran que los drogaron a ellos en el medio tiempo, momento en que un señor les ofreció limones, que supuestamente contenían alguna sustancia cuyo efecto fue el bajo rendimiento en el complemento del duelo.

«Mi hermano es culturista y por eso sé lo que pasa cuando tomas esteroides. La energía que tenían los españoles era algo fuera de lo normal. Noté durante el partido que les salía ácido líquido de la boca. Ese es uno de los efectos de tomar esteroides. Algunos jugadores tenían espuma blanca en la boca», declaró uno de los jugadores para el reportaje hecho en el programa «Fiebre Maldini».

Limones adulterados

La historia de los limones se lleva los titulares en los principales tabloides de Europa. De acuerdo al testimonio de los futbolistas, en el descanso consumieron limones adulterados. «Recuerdo que entró al vestuario un hombre pequeño vestido de blanco con una bandeja grande con limones cortados. Me sentía borracho, como su hubiese estado toda la noche de fiesta», contó uno de los miembros de aquel equipo.

Vea también: Revelan nuevas camisetas del Mundial de visita y alternativas

A la defensa de España salió uno de sus integrantes, José Antonio Camacho, quien considera injustificada las declaraciones de los malteses. vestido de blanco y ofreciendo limones… Coño, pues no los cojáis. ¿Todos tomaron limones? Me parece una locura. Están demostrando que tienen muy poca categoría deportiva. Hemos pasado toda clase de controles y nunca hemos tenido nada. Eso de la espuma en la boca me parece una exageración. Yo ni sé lo que son esteroides. Cuando se llega a cierta a edad se chochea y creo que es lo que están haciendo», indicó.

Es uno de los partidos más recordados por el fútbol español ya que se consideró una proeza lo hecho aquel 21 de diciembre de 1983. España llegó hasta la final de la Eurocopa y perdió contra el anfitrión Francia, con goles de Platini y Bruno Bellone.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *