Enfermera que fue deportada obtiene permiso para regresar a reunirse con sus hijos en Estados Unidos

diciembre 1, 2018

Desde México, Mendoza-Sánchez aplicó por una visa H-1B para trabajadores especiales y obtuvo unas de los 65,000 permisos, que son válidos por tres años prorrogables.

 

 



Estados Unidos

María Mendoza Sánchez recibió este viernes una llamada que le cambió la vida, o mejor sería decir, que promete devolverle algo de la que tuvo hasta hace 15 meses cuando fue deportada a México pese haber vivido más de dos décadas en Estados Unidos, haber desarrollado una exitosa carrera como enfermera y tener hijos de nacionalidad estadounidense.

Sanchez, fue contactada por el consulado estadounidense en Ciudad de México este viernes para informarle que el Servicio de Inmigración había aprobado la visa que obtuvo bajo el programa de trabajadores con habilidades especiales.

Lea aquí:      México: Declaran emergencia por desapariciones en el violento estado de Veracruz

“Esto es asombroso, casi no puedo creerlo”, dijo la enfermera al diario San Francisco Chronicle y explicó cómo le dio la noticia a sus hijos: “Les dije que se despertaran. Les pedí que se reunieran en un cuarto y les dije: ‘Mamí volverá a casa’. Ellos estaban muy contentos y les dije: ‘Prepárense para ir al colegio’”.

Desde México, Mendoza-Sánchez aplicó por una visa H-1B para trabajadores especiales y obtuvo unas de los 65,000 permisos, que son válidos por tres años prorrogables.

Pero como ella estaba impedida de obtener una visa por vías normales, debido a que técnicamente está catalogada como traficante de personas al haber traído a su hija en 1994 de manera ilegal, tuvo que pedir un permiso especial para trabajadores calificados.

El Servicio de Ciudadanía e Inmigración de EEUU determinó que ella podía acogerse al beneficio y Mendoza-Sánchez acudió con sus abogados a una entrevista en el consulado en México ante el que presentó testimonios de personas que hablaban de su buen carácter y la necesidad de sus servicios en el sistema de salud de California.

El caso de esta mujer mexicana fue planteado por la senadora de California Dianne Feinstein, así como el alcalde de Oakland y el equipo del hospital de esa ciudad donde ella trabajaba. Feintein llegó a presentar un proyecto de ley que le habría permitido regresar a la mujer a EEUU, pero no logró pasar al pleno del Senado.(Univision)

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *