Honduras produce un 60 % de energía renovable

octubre 4, 2017

Tegucigalpa, Honduras

La realidad de la oferta de energía eléctrica en Honduras cambió radicalmente en los últimos diez años y desde el 2016, más de la mitad de la generación eléctrica en nuestro país proviene de recursos renovables.



De acuerdo a un reporte elaborado por la Empresa Nacional de Energía Eléctrica (ENEE) la mayor parte de la energía que se produce en el país es limpia y solo el 40 por ciento proviene de la combustión de derivados del petróleo.

Honduras: en 2017 tendrá ganancia de $ 4,500 millones en remesas

Las ventajas de este cambio de cara a la protección del ambiente son innegables, además del sustantivo ahorro de divisas por los cargos de la factura petrolera anual.

Para ilustrar el espectacular cambio en la generación eléctrica nacional basta con recordar que para el 2007 solamente el seis por ciento de la energía producida en el país provenía de fuentes renovables, o como se decía en la época, “no convencionales”.

Ahora, el desarrollo de nuevos proyectos de generación hidráulica, eólica y solar han cambiado por completo el panorama eléctrico del país, produciendo una sana distribución equitativa entre la energía limpia y la convencional.

El proceso comenzó con la aprobación de leyes que facilitaron la inversión en proyectos de generación de energía limpia, con estímulos financieros y seguridades de consumo que despertaron el interés de numerosos capitalistas que le apostaron a esas oportunidades.

En la actualidad, gracias a la concesión de los sistemas de distribución al consorcio Empresa Energía Honduras se está atendiendo la red eléctrica nacional, abandonada durante muchos años por falta de recursos.

Adicionalmente, proyectos de gran capacidad generadora, como Patuca III en Olancho, se construyen aceleradamente para agregar energía a la creciente demanda.

Patuca III: pruebas de torres de transmisión en China

En la Secretaría de Mi Ambiente, hay un clima de optimismo sobre la marcha del proceso de generación de energía en el país.

Para la institucionalidad ambientalista, la generación de energía limpia es un factor clave en el logro de una soberanía energética tan importante que ni siquiera se puede medir en términos económicos.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *