En la ruta de los huracanes

octubre 7, 2022

TEGUCIGALPA, HONDURAS

Estar en la ruta de los huracanes nos expone en estos meses a ser víctimas de las tormentas tropicales que al llegar a convertirse en huracanes adquieren una fuerza sobrenatural con una enorme capacidad destructiva. El huracán JULIA, basta mencionar su nombre para comprender que aunque el principio de todas las cosas es el agua, hay que entender que cuando las personas no nos preparamos para recibir el precioso líquido convertido en tempestad, podemos sufrir las peores consecuencias acompañadas de descargas de lluvias y de rayos, que son el complemento de los huracanes. Los cuatro elementos del planeta: el agua, el aire, el fuego y tierra son vitales para la vida humana, pero cuando no advertimos que todos son peligrosos si no nos preparamos para enfrentarlos y encausarlos a nuestro favor, pueden producir desastres de muertos y heridos.



Estar en la ruta de los huracanes, debería de obligarnos a los hondureños a estudiar desde la primaria las formas de educarnos en el difícil arte de la prevención frente a los desastres naturales, pero pasa un huracán, llega otro y otro y seguimos como si aquí no pasara nada. Es decir no hay trabajo del Estado para ensenarnos la manera como corregir el descuido frente a los huracanes, como se educa a los habitantes de los países donde hay volcanes o condiciones para tsunamis o maremotos.

Tales de Mileto, en el siglo VI antes de Cristo, fue el filósofo que dijo que el principio de todas las cosas es el agua, y esa teoría es aplicable a los tiempos que vivimos, nada más que como no nos preparamos para recibir el agua lluvia, ha habido ocasiones en que un arruinado de la cabeza maldijo la lluvia, ignorando que la vida nace en el caldo de la tempestad, que llega acompañada de rayos y lluvia. El camino de la evolución de la vida comienza en las lluvias desde que estas caen sobre la faz de la tierra. Es entonces cuando los humanos debemos demostrar que somos seres superiores, aprendiendo que el agua es muy útil, pero en descargas tempestuosas las lluvias hacen daño si no estamos preparados para evitar los peligros que contraen por la fuerza que le imprimen los vientos.

Pero si bien es cierto que un huracán es capaz de destruir pueblos y ciudades, como dice el refrán antiguo, una pequeña lluvia hace florecer la tierra, pero una gran tormenta puede destruir un pueblo, entonces lo que debemos aprender de las ciudades milenarias del planeta es que cuando el hombre pone a su favor las adversidades de la naturaleza no hay tormenta ni fuego que pueda asustarlo. He allí el principio de la sabiduría, entre más conozcamos como protegernos de los huracanes y tempestades, mejor podremos utilizar el agua que nos trae cada uno de estos fenómenos que sabemos en qué fecha y en qué mes nos puede llegar al territorio hondureño.

No todo es desventaja estar en la ruta de los huracanes, también nuestros remotos antepasados los sufrieron y aprendieron a enfrentarlos, por lo que sabemos que los huracanes, que siempre han azotado nuestro territorio, no ahuyentaron a nuestros antepasados, que decidieron fincarse donde vivían y cada época del año aprendieron no solo como sobrevivir a las tempestades sino a evitar el peligro sacándole provecho a las lluvias para extraer de los campos enriquecidos por el agua del cielo, las mejores cosechas de alimentos.

Según los expertos que analizan las condiciones del tiempo en los años venideros se romperá el récord de huracanes por el cambio climático, así que no nos queda más remedio que prepararnos tanto las generaciones del presente como preparar a las futuras generaciones, enseñándoles que estamos en la parte del planeta que no escogimos por voluntad propia para nacer y vivir y que por aquí seguirán pasando huracanes por los siglos de los siglos, unos más fuertes y poderosos que otros, pero que, aunque los huracanes nos pasen por los cuatro costados, no todo será daño y destrucción. También del paso de los huracanes debemos aprender a sacar provecho de la naturaleza.

No es que pequemos de ingenuos o de fantasiosos, solo es cosa que aprendamos de la historia como los noruegos, los suecos y los holandeses son personas humanas que han vivido en una eterna lucha con el agua y al final han salido victoriosos porque aprendieron a aprovecharla para mejorar sus condiciones de bienestar. Hay que aprender de estas reflexiones, cualquier huracán es peligroso cuando las personas no nos preparamos en primer lugar para evitar todo tipo de peligro que llega con una tempestad, y en segundo lugar, para aprovechar el agua en abundancia que nos dejan las lluvias tempestuosas. Pero, a la lluvia y el viento jamás hay que considerarlos como nuestros enemigos. El lunes se anuncia la llegada del huracán Julia, preparémonos todos, lo mejor que podamos, para evitar el peligro.

Así son las cosas y así se las hemos contado hoy viernes 7 de octubre de 2022.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.




buy windows 11 pro test ediyorum