En Gracias, sentirás Honduras desde las alturas

enero 22, 2020

Honduras

La ciudad de Gracias, Lempira ubicada en el corazón del Distrito Turístico Lenca- Maya, es emblemática desde tiempo colonial, es donde nace la historia del caudillo nacional e indómito Indio Lempira, defensor de nuestro territorio. La ciudad se encuentra en el departamento de Lempira, al Occidente de Honduras, al pie de la montaña de Celaque.



Gracias, por estar rodeada de majestuosos cerros montañas, es una vitrina de joyas de la arquitectura barroca latinoamericana, aún conserva su imagen colonial, es por ello que son tres horas para andar en calles llenas de historia y secretos, fue escogida como el tercer municipio galardonado como “Pueblo con Encanto”.

Su recorrido inicia en la Casa Galeano, museo histórico de la ciudad, luego se realiza un recorrido por su casco histórico, finalizando en el Fuerte de San Cristóbal, que tiene como fondo el Parque Nacional Cerro de Celaque, que en Lenca significa “caja de agua.”

Este parque cuenta con un centro de visitantes y varios senderos los que se deben recorrer acompañados de un guía, sobre todo, sí se quiere visitar el Cerro de las Minas, la elevación más grande en Honduras.

A 6½ km, de Gracias, se encuentran unas relajantes, saludables e indescriptibles piscinas naturales de aguas termales. El azufre que brota es un exfoliante natural para la piel, combate manchas, estrés y hasta la artritis. El sitio está abierto todos los días de la semana; la hora favorita de los locales para visitar las aguas termales es por la noche.

Su gastronomía es una auténtica delicia preparada con ingredientes frescos y propios del lugar por estar ubicado en la zona occidental del país, su elaboración está basada en el maíz como ser nacatamales de cerdo, pastelitos de fríjoles, pacayas fritas con huevo, pupusas de loroco, entre otros platillos.

Gracias, es una ciudad auténtica desde hace 500 años que tiene manifestaciones culturales lencas únicas, cuyos habitantes los comparten con los visitantes nacionales y extranjeros que llegan hasta dicho sector, para conocer parte de nuestra tierra hondureña. Lo que hace que mucha gente llegue hasta dicho sector en busca de esa tradición que la ciudad mantiene.