El Tío Sam toma la iniciativa

enero 11, 2023

TEGUCIGALPA, HONDURAS

Estados Unidos ha tomado la iniciativa en el continente, como pocas veces lo ha hecho en los últimos tiempos, quizás porque sus líderes han visto como la izquierda se atreve a tocarle las barbas al Tío Sam en los países donde por tradición las alianzas siempre giraban alrededor de la gran nación del norte. Es indudable que estos son otros tiempos, Rusia se atreve a instalarse en Nicaragua como lo hizo en Cuba en los años 60, China Continental ha dado un paso en firme en El Salvador, mientras desde Honduras el gobierno socialista de Xiomara Castro le hace guiños al régimen de Pekín. Y desde México, a pesar de ser un volcán de violencia, el izquierdista López Obrador se jacta de ningunear a EEUU, a pesar de que 39 millones de mexicanos viviendo en EEUU le reprochan a su desjuiciado presidente y le piden que tenga más cordura con el país donde hacen una mejor vida.



Honduras, quizás por ser solo un pequeño aliado, no ha tenido un apoyo decisivo de EEUU, a pesar de que históricamente los gobiernos hondureños le han abierto las puertas a muchas empresas estadounidenses y al mismo gobierno de EEUU, aunque eso nos ha ayudado en la generación de empleo, igual que, justo es reconocer, hay casi 2 millones de hondureños viviendo en diferentes ciudades estadounidenses que con sus remesas sostienen en gran medida el sistema de reservas del Banco Central.

Así que, en esta última etapa, desde el año pasado, hemos visto un periplo impresionante de comitivas de funcionarios de diferentes sectores gubernamentales de EEUU, que han venido a ofrecer mucho apoyo al gobierno de la Presidente Xiomara Castro. Sin embargo, en vez de corresponder a los ofrecimientos de EEUU con un interés emocionado, el gobierno de nuestro país con una frialdad que no entendemos, ha recibido las ofertas de ayuda con un inocultable disimulo.

No dándose por vencido, el gobierno de EEUU envío esta vez la más numerosa comitiva integrada por funcionarios del más alto nivel de todos sectores de Washington, y sin ser muy atrevidos pudiéramos pensar que esto es un verdadero «cerco diplomático» con lo que EEUU le dice a nuestro gobierno «que siendo nuestro principal aliado histórico» no está dispuesto a abandonarnos, ni a permitir que ningún demonio del vecindario caribeño se apodere de Honduras para llevarnos a un falso paraíso de arenas movedizas, donde nada flota mientras todo se hunde.

Celebramos que, de la manera más concreta y contundente, como solo puede hacerlo EEUU, el Tío Sam ha sacado la chequera para hacernos un primer aporte de 43 millones de dólares, equivalentes a 1,050 millones de lempiras para reconstruir más de 12 mil centros educativos e impulsar actividades agrícolas, es decir un respaldo de primera a la educación y a la alimentación. EEUU no quiere dejarnos esta vez con la idea de los falsos ofrecimientos, conoce bien nuestras paupérrimas condiciones de pobreza, producto de la mala gobernanza que ha tenido Honduras a lo largo de su historia. Pero, esta vez, en el marco del dialogo estratégico, el gobierno de EEUU no quiere dejar que nuestros gobernantes despilfarren sus aportaciones.

Porque en Honduras, donde la visión de los gobernantes y funcionarios ha sido la del aprovechamiento y mal uso de los dineros públicos, se han perdido cuantiosas sumas de cooperación internacional, que no sería justo que esta vez se repitiera la historia en medio del desenfreno ideológico de un partido que está cometiendo los mismos desafueros de los gobiernos anteriores. Y reconocido esto por algunos de los diputados del Partido LIBRE, que tienen la decencia de reconocer que en las distintas esferas del Gobierno de Xiomara Castro se están cometiendo actos de corrupción.

Esta importante aportación de EEUU de 33 millones de dólares, equivalente a unos 800 millones de lempiras, solo para el campo educativo, es el mayor espaldarazo que constituye una salida inesperada a la crisis en que se encuentran unas 12 mil escuelas públicas de nuestro país, en cuyas reparaciones y construcciones se generaran miles de puestos de trabajo para mano de obra en la carpintería, albañilería, fontanería y ayudantes. Mientras que 10 millones de dólares, equivalentes a unos 250 millones de lempiras, servirán para reactivar las actividades agrícolas, en donde hay miles de hondureños queriendo arrancarle el producto a la tierra sin el apoyo decidido del Estado.

En la agenda de los diálogos entre EEUU y Honduras, que se celebran en nuestro país, el gobierno de EEUU pone énfasis en convertir a los estudiantes hondureños en agentes de desarrollo sostenible como parte de la nueva reingeniería de la inteligencia artificial. Tenemos una crisis en educación, que no tiene su origen propiamente en el mundo de la educación sino en el mundo de nuestra política retorcida, porque sobre todo la mala política inunda todos los ámbitos de nuestra sociedad. El mensaje de EEUU es que el camino para salir de la crisis es resistir a la presión política y defender la educación como un sector autónomo enfocado solo en la adquisición de conocimientos.

Así son las cosas y así se las hemos contado hoy miércoles 11 de enero de 2023.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.




buy windows 11 pro test ediyorum