Programa Mundial de Alimentos de la ONU gana el Premio Nobel de Paz 2020

octubre 9, 2020

En 2019, el organismo con sede en Roma brindó asistencia a casi 100 millones de personas en 88 países de todo el mundo.

Copenhague

El Programa Mundial de Alimentos (PMA), fue galardonado con el Nobel de Paz “por sus esfuerzos para combatir el hambre, por su contribución a mejorar las condiciones de paz en las zonas afectadas por conflictos y por actuar como motor de los esfuerzos para prevenir el uso del hambre como arma de guerra y conflicto”, según el Comité Noruego del Nobel.



Desde 2015, la ONU propuso como uno de los Objetivos de Desarrollo Sostenible erradicar el hambre y para lograrlo una de sus instituciones claves es el Programa Mundial de Alimentos. Prueba de ello es que el WFP modificó su plan estratégico y se alineó con los propósitos de poner fin a la pobreza, el hambre y la desigualdad.

Esta oficina de Naciones Unidas estima que 135 millones de personas padecen hambre aguda “en gran parte debido a conflictos provocados por el hombre, el cambio climático y las recesiones económicas”. Además, asegura que la pandemia del Covid-19 podría duplicar ese número para fines de este año.

Precisamente fue ese contexto el que tuvo en cuenta el Comité Noruego para otorgarle el Nobel. “El mundo corre el peligro de sufrir una crisis de hambre de proporciones inconcebibles si el Programa Mundial de Alimentos y otras organizaciones de asistencia alimentaria no reciben el apoyo financiero que han solicitado”, declaró en el comunicado en el que anunció el galardón.

En 2019, el organismo con sede en Roma brindó asistencia a casi 100 millones de personas en 88 países de todo el mundo.

«Con el premio de este año, el comité desea volver los ojos del mundo hacia millones de personas que padecen o enfrentan la amenaza del hambre (…) El Programa Mundial de Alimentos juega un papel clave en la cooperación multilateral para hacer de la seguridad alimentaria un instrumento de paz», dijo Berit Reiss-Andersen, presidente del Comité Noruego del Nobel, al anunciar el premio en Oslo.

David Beasley, director ejecutivo del Programa Mundial de Alimentos, elogió el trabajo desarrollado y expresó que el equipo merecía el premio.

“Es el Premio Nobel de la Paz, Y es por la familia del PMA (…) Están en los lugares más difíciles y complejos del mundo, donde hay guerras, conflictos, extremos climáticos. … Se merecen este premio”, dijo Beasley.

 

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *