El paso más arriesgado en la reapertura

agosto 10, 2020

TEGUCIGALPA, HONDURAS

Nuestro país ha dado a partir de este día el paso más arriesgado en la reapertura de la economía, por un lado permitiendo un rodaje parcial de taxis y buses de transporte colectivo urbano e interurbano, y por otro, reabriendo los aeropuertos para vuelos locales e internacionales, en medio del apogeo de la pandemia, no sin antes asegurarse que en ambos rubros los responsables del manejo deben cumplir con todo el rigor las medidas de bioseguridad. Es casi imposible asegurar el distanciamiento físico en las unidades de transporte colectivo, que es fundamental en todo el mundo, por el tamaño de un taxi o un bus, porque, aunque los propietarios de unidades se hayan esmerado en hacer separaciones de plástico o de tela, pero sin querer ser fatalista, siempre habrá algunas rendijas por donde el virus puede pasarse de un lugar a otro. Así que, portar la mascarilla al transportarse en un taxi o un bus debe ser obligatorio por necesidad sanitaria, y llevar el alcohol gel a mano es la otra obligación.



El transporte aéreo no es menos delicado, aunque en el mundo ya hay itinerarios de vuelos entre países, no con la frecuencia normal anterior, aunque por la televisión de EEUU y Europa estamos viendo que se están cumpliendo itinerarios, incluso de tipo turístico, rigiéndose por normas de sanidad que son inquebrantables. Para el caso en un vuelo entre Holanda y España, un turista holandés en estado de ebriedad que se rehusó a ponerse la mascarilla fue detenido por la tripulación, confinado en una parte del avión y al llegar a tierra, fue encarcelado por falta grave.

Por más que quisiéramos que en nuestro país se guarde una cuarentena extensa que le corte el ritmo de propagación al COVID-19 eso no es posible sin pensar que la situación económica siga deteriorándose, con más desempleo y menos oportunidades de trabajo en las empresas, que poco a poco se han ido reduciendo por la falta de mercado y de compradores, de manera que cuatro o seis meses más en estas condiciones a que nos llevado el virus nos conducirá sin duda a un estado de quiebra nacional.

El coronavirus ha llevado al mundo a una crisis terrible, pero al mismo tiempo nos ha enseñado varias lecciones muy importantes para el futuro de la humanidad, entre las cuales está la humildad, con la que debemos plantearnos la pregunta de porque teniendo el mundo tantos adelantos científicos y tanto progreso tecnológico y artificial no pudo ninguno de los países avanzados anticipar como evitar los estragos que ha causado el COVID-19. La tan cacareada inteligencia artificial del escritor Harari ha quedado en los suelos, a causa de un virus que todavía no se sabe si será reducido por las tantas vacunas que anuncian los ingleses, los gringos, los rusos y los chinos. Porque fallaron los sistemas de salud más avanzados del mundo como el norteamericano y los europeos, mientras los asiáticos (taiwaneses, coreanos y japoneses) más humildes que los potentados chinos comunistas, se han basado en su humilde disciplina para no contagiarse, que es la clave para frenar la propagación del virus.

Pero volviendo a nuestro terruño, como decíamos, a partir de esta semana los buses y taxis andan en las calles ofreciendo el servicio del transporte público, tanto por la necesidad de empresarios y operarios de taxis y buses de recobrar sus ingresos, como por la de los usuarios que no tienen vehículo propio y que dependen del transporte colectivo. Esta reapertura, fue tomada en la mesa intersectorial donde participan el gobierno y los diferentes sectores de la sociedad en la gestión de la toma de decisiones para enfrentar a la pandemia, de manera que no ha sido algo festinado ni improvisado, incluso con el sector empresarial ya reincorporado después de una fuga infantil del presidente del COHEP, Juan Carlos Sikaffy, molesto dizque porque no tomaban en cuenta sus recomendaciones, como si la salvación de la difícil situación pasara por darle gusto a un solo sector.

Una cosa deben tener en cuenta los empresarios del transporte colectivo, es que con una reactivación del 20 por ciento de la economía es casi seguro que el rubro no será rentable, por lo que les queda esperar que se pase a las siguientes fases, cuando haya más afluencia de personas para lo cual queda todavía un buen trecho, pero como toda actividad debe empezarse por el principio, que será de constante aprendizaje, especialmente en el aspecto disciplinario que es clave para no olvidar las tres medidas sanitarias de oro para evitar el contagio y parar la propagación del virus.

En el campo aéreo, es más complicada la reactivación a nivel de rentabilidad. El turismo internacional por ahora está interrumpido como prioridad humana, no solo por el clásico temor al contagio dentro de un avión, donde no solo es inevitable la compañía a corta distancia de personas de diferente procedencia, sino porque todo mundo está corto de recursos y por ahora atiende prioridades exigentes como el de salvar la empresa que es patrimonio de la familia o de sociedades establecidas. La tabla de salvación del turismo es el turismo interno, que desde ahora se perfila como una necesidad urgente en las personas para escaparse del hábito carcelario en que se ha convertido el dicho: quédate en casa.

Nuestras autoridades han hecho lo correcto, han dado el paso más atrevido para reactivar la economía, en medio del apogeo de la pandemia, porque en este mundo moderno, tanto no se puede prescindir de la tecnología como tampoco se puede vivir sin medios de transporte para comunicarse en las ciudades, entre ciudades y con otros países. Lo que nos queda ahora es tener disciplina y conciencia, la primera para no olvidar en ningún momento las tres reglas sanitarias de oro: mascarilla, distancia física y lavado de manos. Y la conciencia, para meternos en la cabeza que para recuperar la economía del todo, es imprescindible controlar la pandemia del COVID-19. Repetirnos una y otra vez la siguiente regla infalible: no se puede reactivar o recuperar la economía sin antes controlar la pandemia.

Así son las cosas y así se las hemos contado hoy lunes 10 de agosto de 2020.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *