El papa Francisco ofrece su primera conferencia de prensa durante su regreso a Roma

julio 29, 2013

El papa Francisco condenó este lunes el llamado «lobby gay» del Vaticano durante una conferencia de prensa improvisada celebrada a bordo del avión que lo conducía de Brasil a Italia, en la que recalcó que no pretende «juzgar» a los homosexuales. «Ningún lobby es bueno», agregó el papa argentino, quien considera que «no se deben marginar a personas que deben ser integradas en la sociedad». «El problema no es tener esa tendencia, sino de constituir un lobby (un grupo de presión). Ese es el asunto más grave para mí. Si una persona es gay pero busca al Señor con buena voluntad, ¿por qué debería yo juzgarlo?», comentó el papa ante los periodistas que lo acompañaron en el vuelo papal.

Se trataba de la primera conferencia de prensa que el papa argentino celebra desde que fue elegido en marzo como sucesor del apóstol Pedro. Amable, divertido pero prudente, Francisco respondió a las preguntas que unos 15 periodistas le hicieron, sin esquivar algún tema alguno, tomándose su tiempo para pensar. Al abordar en forma amplia la sexualidad dentro de la Iglesia, el papa hizo una diferencia entre delitos como el «abuso de menor» y los llamados «pecados de juventud», aseguró. «Laicos, curas, monjas, cometen pecados y luego se han convertido. Cuando el Señor perdona, olvida todo», añadió. Consultado sobre el matrimonio entre personas del mismo sexo y el aborto, dos asuntos a los que la Iglesia Católica se opone con toda su fuerza, el pontífice respondió en forma breve y seca. «Todos ustedes conocen perfectamente la posición de la Iglesia sobre ese tema», concluyó.



Fuente: AFP

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *