El Papa Francisco inicia su primera visita a América Latina

julio 22, 2013

El Papa Francisco aterrizó esta tarde en la ciudad brasileña de Río de Janeiro, donde fue recibido por la presidenta Dilma Rousseff, para una visita de una semana en el que es su primer viaje internacional desde que accedió a la sede de San Pedro y para participar en la Jornada Mundial de la Juventud (JMJ) 2013. El avión de la compañía Alitalia llegó al aeropuerto Antonio Carlos Jobim de la antigua capital carioca a las 3:42 de la tarde hora local (18.42 GMT), tras haber recorrido 9 mil 200 kilómetros desde Roma.

El máximo líder de la iglesia católica, sonriente y aparentemente muy buen dispuesto, fue recibido al pie de la escalerilla del avión por la mandataria, Rousseff, quien, como anfitriona, le presentó uno a uno en la propia pista del aeropuerto a varios miembros de su Gabinete y al presidente del Congreso, Renan Calheiros. El pontífice llegó acompañado por el secretario de Estado del Vaticano, cardenal Tarcisio Bertone; y por los purpurados Marc Oullet, presidente de la Comisión Pontificia para América Latina, y el brasileño Joao Braz de Aviz (arzobispo emérito de Brasilia), prefecto de la Congregación para los Institutos de Vida Consagrada y el arzobispo de Tegucigalpa, cardenal Óscar Andrés Rodríguez, de quien se dice que sería el nuevo secretario de Estado de El Vaticano.



En su primera actividad en Río de Janeiro el sucesor del apóstol Pedro realizó un recorrido por algunas calles del centro de la ciudad a bordo de un papamóvil abierto y sin blindaje, que inicialmente no estaba previsto en la agenda oficial. Tras su primer encuentro con la población, Francisco se dirigió al Palacio de Guanabara, sede de la gobernación de Río de Janeiro, para la ceremonia protocolaria de recepción y para un primer encuentro privado con Rousseff. El pontífice no tiene previstas actividades este martes y el miércoles viajará a la ciudad de Aparecida, en el vecino estado de Sao Paulo, para visitar el mayor santuario brasileño y la basílica dedicada a la patrona de Brasil.

Por otro lado, la policía militar de Sao Paulo detonó una bomba de fabricación casera encontrada en uno de los sanitarios del Santuario Nacional de Nuestra Señora de Aparecida, en la ciudad de Aparecida do Norte, que será visitada por el Papa Francisco. “Se trataba de un artefacto casero y de bajo potencial lesivo, con un cuerpo de plástico y envuelto con cinta adhesiva, divulgó en una comunicado la policía paulista, que aclaró que el baño en el que fue encontrada la bomba no sería usado por los fieles durante la misa que oficiará el Santo Padre el próximo miércoles.

Tomado de EFE y ABC

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *