El Milenio: una cuenta para soñar

octubre 4, 2022

TEGUCIGALPA, HONDURAS

El gobierno de Xiomara Castro prepara la documentación para poner de nuevo a Honduras como país beneficiario de la Cuenta del Milenio, el fondo especial que los países miembros de Naciones Unidas destinaron desde el año 2000 con el propósito de contribuir con los países en vías de desarrollo, especialmente para obras de infraestructura, educación y salud. Honduras perdió los beneficios de la Cuenta del Milenio debido a que en los anos 2007, 2008 y 2009 fueron detectados en la administración de Zelaya Rosales, numerosas anomalías que llevaron a que el Milenio nos suspendiera las aportaciones.



Fue gracias a los fondos del Milenio que se reconstruyo la carretera CA-5, la famosa carretera del norte, que hoy luce esplendorosa gracias al mantenimiento efectivo que se le ha dado con las recaudaciones del peaje, que fue una de las condiciones establecidas por el organismo administrador de la cuenta del fondo, algo que los populistas hondureños desconocen y uno de los factores que hará difícil que Honduras sea reinsertada en la Cuenta del Milenio.

Para Honduras, regresar como país beneficiario resultaría de mucho beneficio porque los fondos del Milenio aunque inicialmente fueron programados hasta el 2015, debido al incumplimiento de las metas por casi todos los países, se extendió por otros quince años, hasta el 2030, por lo cual aún quedan 8 años de aprovechamiento, nada más que lograr el beneficio es bastante difícil para nuestro país, por una serie de hechos que no le abonan al Gobierno de Xiomara Castro, porque la cuenta establece entre las condiciones más rigurosas no tener complicaciones relacionadas con la corrupción. Y ese es el gran problema del gobierno. Para comenzar pesa mucho la forma ilegal en que fue electa la actual directiva del Congreso Nacional y las acciones que ha tomado, entre ellas la más oscura y grave, es la aprobación del decreto de amnistía con el cual se privilegió con impunidad a personas que cometieron delitos de orden común.

Es decir, para optar de nuevo a los fondos de la Cuenta del Milenio, Honduras necesita revertir situaciones que son negativas, debe ser legalizada la directiva del Congreso Nacional que funge en situación ilegal, debe revertirse el decreto de amnistía o pacto de impunidad, y deben ser aclarados una serie de hechos de corrupción que exhiben a Honduras como un país que continua sin tomar las medidas necesarias para erradicar la corrupción. La situación de violencia continúa creciendo, el tráfico de drogas está igual que antes, y el gobierno está demostrando un pobre nivel de ejecución en momentos de emergencia, cuando la infraestructura del país ha quedado seriamente dañada por los constantes aguaceros que han azotado con iguales o mayores consecuencias que deja cualquier huracán.

Ante este cuadro poco atractivo, donde se evidencia, por un lado la pobre capacidad de ejecución del gobierno de Xiomara Castro, el nepotismo más extendido como pocas veces se había visto en otros gobiernos, y la incapacidad de los equipos administrativos que llegaron a cargos que no conocen, da como resultado un gobierno que es percibido como incapaz e inoperante. La presidenta Xiomara Castro debe recomponer su equipo y fichar a nuevos profesionales con experiencia y con alta calificación en la ejecutoria para mejorar los resultados que en sus primeros ocho meses han sido muy pobres, algo axiomático que no necesita demostrarse.

Pero si todo esto fuera poco, en el ámbito internacional pesa toneladas de adversidad el discurso anticapitalista del Partido LIBRE, que se ha declarado de manera irracional como un enemigo acérrimo del capital extranjero, que es fundamental en el campo de la inversión privada para generar empleo masivo. El discurso anticapitalista ya empezó a dar sus frutos negativos, cuando dos industrias extranjeras han anunciado que levantan sus instalaciones para irse de Honduras.

Las razones que exponen las dos industrias son las clásicas de la diplomacia comercial, pero todos saben que cuando a la inversión extranjera alguien del gobierno les habla en un tono inamistoso, saben que ese gobierno no es amigo de la inversión extranjera y por lo tanto no es garantía para invertir. Las consecuencias de ese discurso no han tardado y ya lo estamos viendo. Hace menos de un mes Mel Zelaya pronuncio un discurso furibundo en México en el que hizo una declaración de guerra a los capitalistas.

Los mensajes inamistosos que el canciller Enrique Reina ha enviado a la embajadora Dogu demuestran que el gobierno de Xiomara Castro no tiene la menor intención de tener relaciones cordiales con EEUU, y los reiterados desaires a los continuos apoyos que le ofrece el gobierno estadounidense, es una respuesta contundente que el gobierno de Xiomara Castro no quiere deberle favores al gobierno estadounidense.

Estando así las cosas, aunque la cuenta de los fondos del Milenio es dirigido por Naciones Unidas, no hay que perder de vista que el mayor aportante de estos fondos es el gobierno de EEUU, que igual que sostiene a la ONU y la OEA es quien más aporta a la Cuenta del Milenio. Y ante todo, para acceder a estos fondos, el primer examen que el gobierno debe pasar con nota sobresaliente es el de la lucha contra la corrupción. Y sin legalizar la ilegal directiva del Congreso, y sin revocar el decreto de amnistía o pacto de impunidad, será difícil que el gobierno pueda abrir las puertas del Milenio.

Aunque de corazón quisiéramos que se nos restituya al Milenio, está en manos del Gobierno de Xiomara Castro lograrlo. Con dos pasos fundamentales lo puede hacer: haciendo que se legitime la directiva del Congreso Nacional y se revoque el pacto de impunidad.

Así son las cosas y así se las hemos contado hoy martes 4 de octubre de 2022.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.




buy windows 11 pro test ediyorum