El interés público es primero

junio 24, 2021

TEGUCIGALPA, HONDURAS

En la actualidad se ha difundido una ola de pesimismo en Honduras, tanto a nivel del público lego, como en la fraternidad profesional, donde se supone que está lo más granado en materia pensante de la sociedad. Este grado de pesimismo pesa mucho en la época electoral cuando el sectarismo partidario se impone a la razón y al interés nacional. Lo estamos viendo en el debate por la generación de empleo masivo que se supone es el gran beneficio que producirán las ZEDE, contra las cuales hay todo un esquema de oposición montado por todo el circuito de profesionales al que se han adherido elementos de las iglesias y muchos sectores más. Todo este enorme círculo de opinión ha creado un pesimismo considerable, al que han sumado la opinión de profesionales extranjeros que convergen en la misma órbita de pensamiento para hacerle la contra a las zonas especiales de desarrollo.



Tenemos profesionales cerriles que a pesar de haber visto todo el despliegue de la Zona Especial de Desarrollo de Mariel, cuando les toca opinar, sin tener ninguna autoridad en la materia, salen con el sambenito que para ellos la Zona de Mariel es una  zona franca. En ese mismo orden andan casi todos los que han inventado una serie de inconvenientes a este modelo de inversión, que poco les falta para que digan que estas empresas que ya se empezaron a montar en tres puntos del país constituyen una especie de invasión peligrosa que tarde o temprano se quedará con todo el territorio hondureño. Han dicho que las  ZEDE están por encima de la Constitución de la  República, una falacia que debería avergonzar a quienes la propalan porque los expone en toda su ignorancia y además con una enorme malicia.

Probablemente la relación causativa para provocar este efecto desencadenante de pesimismo y malicia sobre los modelos de inversión extranjera denominadas zonas especiales de desarrollo, es por el período electoral, cuando el sectarismo político produce una ceguera intencional para atacar todo lo que se hace, porque como el gobierno actual ha concitado una ola de animadversión, todo lo que haga es vapuleado, aunque al final de cuentas a quien se le hace daño es a los desempleados, por los que no hacen nada ni los políticos, ni los sectores profesionales, entre los cuales hay personas cerriles que sin tener ninguna autoridad profesional se atreven a desconocer las ZEDE que funcionan en Cuba y que promueve afanosamente el gobierno de Nicolás Maduro.

Sin embargo, el debate sobre las zonas especiales de desarrollo es saludable, porque en el fondo hay un aspecto que hay que rescatar en forma obligada, que es la transparencia. Cuando Paul Rommer, creador de este modelo de inversiones, trajo a Honduras el concepto de Ciudades Charter, o ciudades modelo, o ZEDE, que él en forma personal esperaba liderar en Honduras, los políticos hondureños hicieron mal en no atender una sugerencia del economista respecto a cimentar el valor del modelo de inversión con una plataforma de transparencia.

Si esta es la necesidad para fortalecer y blindar el futuro de las ZEDE en nuestro país, el gobierno y el Congreso Nacional deberían rescatar del proyecto original de Paul Rommer la creación de una Comisión de Transparencia que en buena parte sirva para no excluir a la sociedad hondureña de tener una visión realista del funcionamiento de las ZEDE. No se debe eludir en ningún momento el aspecto de la transparencia en el modelo de las ZEDE, porque si este  tipo de inversiones llegara a ser en gran medida la solución al desempleo, como ha sido recibido en Cuba y ahora en Venezuela, aunque no sea un fenómeno podría llegar un momento en que la misma intolerancia cerril que se ha desarrollado en Honduras por muchas personas, reconozca que solo con inversiones de gran tamaño es que se puede generar empleo masivo.

Mientras no se le permita operar al nuevo modelo de inversión resulta inconsecuente que se le pretenda destruir solo porque es obra del gobierno. Ese argumento es lo más cerril, sectario y dañino, porque solo funciona en contra de crear una solución al desempleo que es lo que ha acrecentado la pobreza en miles de hondureños.

Así son las cosas y así se las hemos contado hoy jueves 24 de junio de 2021.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *