El enternecedor encuentro de gemelos

febrero 17, 2015

Los gemelos Blair e Innes nacieron en un hospital de Edimburgo tras una gestación de 30 semanas. La madre, Laura Lawden, dio a luz cuando aún faltaban diez semanas para que se cumpliera la gestación completa de un embarazo normal. Los pequeños que nacieron prematuramente apenas pesaron un kilo y medio.

Tras nacer, los gemelos fueron separados y trasladados inmediatamente a sendas incubadoras para que se terminaran de formar sus pulmones y aprendieran a respirar.



No es un hecho aislado el que dos bebés prematuros tengan que ser separados durante un corto periodo de tiempo al nacer para que puedan recuperarse, pero lo único es la imagen que transmitieron cuando se produjo el encuentro entre los hermanos.

Una semana después, cuando por fin fueron puestos de nuevo, los pequeños entrelazaron sus manos dejando una imagen muy tierna, en la que sus padres, Laura y Craig, quedaron entusiasmados.

Tras esa conmovedora imagen parece que los recién nacidos nunca quisieron haberse separado.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *