El Departamento del Tesoro emplea nueva facultad de sanciones para combatir el comercio global de drogas ilícitas

diciembre 17, 2021

Washington, Estados Unidos

En el día de hoy, el Presidente Biden firmó un nuevo Decreto Ejecutivo (Executive Order, E.O.) con el objeto de modernizar las facultades de sanciones que emplea el Departamento del Tesoro de EE. UU. para combatir el tráfico ilegal de drogas.



Este Decreto Ejecutivo proporcionará nuevas herramientas al Departamento del Tesoro para hacer frente a los cambios en el comercio global de drogas ilícitas que contribuyó sustancialmente a que haya más de 100.000 muertes por sobredosis de personas estadounidenses en el período de 12 meses que concluyó en abril de 2021.

Este Decreto Ejecutivo refuerza las facultades del Departamento del Tesoro para actuar contra personas extranjeras implicadas en actividades de tráfico de drogas, con independencia de si tienen nexos con algún cabecilla o cártel. También habilita al Tesoro a sancionar a personas extranjeras que se sabe que reciben bienes que constituyen el lucro de actividades ilegales de narcotráfico, o que se derivan de este.

Conforme al nuevo Decreto Ejecutivo, “Imposición de sanciones a personas extranjeras implicadas en el comercio global de drogas ilícitas”, la Oficina de Control de Activos Extranjeros (Office of Foreign Assets Control, OFAC) designó en el día de hoy a 25 actores (10 personas y 15 entidades) en cuatro países por ser partícipes, o haber intentado ser partícipes, en actividades o transacciones que contribuyeron sustancialmente, o que implican un riesgo significativo de contribuir sustancialmente, a la proliferación internacional de drogas ilícitas o sus medios de producción.

“El mercado de drogas ilícitas pone en riesgo la seguridad, la economía, las comunidades y las familias de nuestro país”, explicó Brian Nelson, subsecretario del Tesoro para cuestiones de Terrorismo e Inteligencia Financiera. “Más de 100.000 estadounidenses murieron por sobredosis en apenas 12 meses, lo que representa un aumento récord del 28 % que fue generado principalmente por los opioides sintéticos, sobre todo el fentanilo. Empleando el nuevo Decreto Ejecutivo del Presidente Biden, el Departamento del Tesoro pondrá en práctica su facultad de imponer sanciones con mayor velocidad, potencia y efectos en el espectro completo del ecosistema de drogas ilícitas, en particular aquellos que lucran con la muerte y el padecimiento que genera la epidemia de opioides. Seguiremos trabajando en estrecha colaboración con nuestros socios para mitigar las amenazas que suponen estos grupos y frustrar sus modelos de negocios, entre otras cosas, al impedir que utilicen el sistema financiero estadounidense”.

La medida de hoy se dirige a personas y organizaciones de narcotráfico en Brasil, China, Colombia y México. Entre los alcanzados por las sanciones se incluyen personas que trafican fentanilo y sus sustancias químicas precursoras, metanfetaminas, cocaína y heroína, así como organizaciones que suponen la mayor amenaza en términos de drogas para Estados Unidos.

El nuevo Decreto Ejecutivo amplía las facultades de imponer sanciones en relación con narcóticos que ya tenía el Departamento del Tesoro, en particular el Decreto Ejecutivo 12978 (1995) y la Ley de Designación de Cabecillas del Narcotráfico Extranjeros (Ley de Designación de Cabecillas) (1999). El Departamento del Tesoro designó a ocho personas y entidades conforme al nuevo Decreto Ejecutivo y también está aplicando las herramientas ampliadas de esta facultad para designar a 17 personas y entidades que ya fueron sancionadas por aplicación de otras facultades.

NUEVAS PERSONAS Y ENTIDADES DESIGNADAS

Brasil

Primeiro Comando Da Capital (alias “PCC”, “Primer Comando Capital”) es el grupo de criminalidad organizada más poderoso de Brasil y se encuentra entre los más poderosos del mundo. PCC surgió en San Pablo en la década de 1990 y ha causado un baño de sangre en sus aspiraciones de dominio a través del tráfico de drogas, así como del lavado de dinero, la extorsión, el sicariato y el cobro de deudas relacionadas con drogas. PCC tiene presencia en toda América del Sur, Paraguay y Bolivia, y sus operaciones llegan incluso a Estados Unidos, Europa, África y Asia.

China

Chuen Fat Yip y Wuhan Yuancheng Gongchuang Technology Co. Ltd.: El ciudadano chino Chuen Fat Yip lidera una organización de narcotráfico que opera en China territorial y en Hong Kong. Trafica fentanilo, esteroides anabólicos y otras drogas sintéticas a Estados Unidos y controla un grupo de empresas que venden compuestos y sustancias químicas precursoras del fentanilo al público y a empresas privadas, una de las cuales es Wuhan Yuancheng Gongchuang Technology Co. Ltd. La actividad de Chuen Fat Yip recibe pedidos a través de internet de precursores y compuestos, que luego se envían a todo el mundo, incluido Estados Unidos. Chuen Fat Yip también fue considerado uno de los principales productores —si no el mayor—de esteroides anabólicos del mundo, que en gran parte tuvieron a Estados Unidos como destino final. Chuen Fat Yip utiliza monedas virtuales, como el Bitcoin, y financia transferencias a través de empresas de servicios monetarios y bancos para recibir pagos. El Departamento de Estado de EE. UU. ha emitido un ofrecimiento de recompensa, en el marco de su Programa de Recompensas contra la Delincuencia Organizada Transnacional , de hasta USD 5 millones a cambio de información que posibilite la detención y/o condena de Chuen Fat Yip.

Shanghai Fast-Fine Chemicals Co., LTD.: Desde 2019, Shanghai Fast-Fine Chemicals Co., LTD., una empresa china de transporte de productos químicos, ha enviado varias sustancias químicas precursoras, a menudo bajo etiquetado falso, a organizaciones de narcotráfico en México para la producción ilegal de fentanilo destinado a comercialización y consumo en el mercado de EE. UU.

Hebei Huanhao Biotechnology Co., Ltd. y Hebei Atun Trading Co., Ltd.: Hebei Huanhao Biotechnology Co., Ltd., con sede en China, importa y exporta productos químicos y farmacéuticos utilizados en la producción de opioides. La empresa ha promocionado o suministrado sustancias químicas precursoras del fentanilo utilizando los mercados de productos químicos entre empresas (business-to-business) y ha estado involucrada en la producción de precursores del fentanilo. Hebei Atun Trading Co., Ltd., también ubicada en China, está implicada en la comercialización de sustancias químicas precursoras del fentanilo y la falsificación de información sobre cargamentos.

México

La organización de narcotráfico Los Rojos se escindió de la Organización Beltrán Leyva (OBL), que en los últimos años se ha convertido en una de las organizaciones delictivas más poderosas de México. Además de propiciar la violencia en México, la organización de narcotráfico Los Rojos es responsable del tráfico de numerosas drogas ilícitas, incluidas la heroína, hacia Estados Unidos.

Guerreros Unidos (GU), una organización de narcotráfico en Guerrero, México, fue en un primer momento un desprendimiento de OBL y, a través de la violencia, expandió su papel en el tráfico de heroína. GU colabora con la organización de narcóticos mexicana Cártel de Jalisco Nueva Generación, y comparte las mismas redes de transporte para trasladar cargamentos de drogas hacia Estados Unidos y para enviar nuevamente el lucro obtenido a México.

DESIGNACIONES ANTERIORES CONFORME A LA LEY DE DESIGNACIÓN DE CABECILLAS Y/O EL DECRETO EJECUTIVO 13581

Cartel de Jalisco Nueva Generación (CJNG) es uno de los cárteles más poderosos en México y una de las organizaciones delictivas transnacionales más peligrosas del mundo, según indica el Departamento de Justicia de EE. UU. La Administración para el Control de Drogas (Drug Enforcement Administration, DEA) de Estados Unidos señala que CJNG trafica una proporción significativa del fentanilo y otras drogas letales que ingresan en Estados Unidos. CJNG utiliza la violencia extrema contra rivales y autoridades mexicanas para expandir y mantener su territorio en corredores de narcotráfico estratégicos. En 2015, la OFAC designó a CJNG en virtud de la Ley de Designación de Cabecillas. La designación dispuesta hoy de conformidad con el nuevo Decreto Ejecutivo reforzará la capacidad del Departamento del Tesoro de actuar contra el espectro completo de actores vinculados con esta organización nefasta.
Nemesio Oseguera Cervantes (alias Rubén Oseguera Cervantes; alias “El Mencho”) es líder de CJNG y está entre los narcotraficantes más poderosos del mundo. Oseguera Cervantes ha estado implicado en actividades de narcotráfico desde la década de 1990. Tras cumplir casi tres años en una cárcel estadounidense por conspiración para distribuir heroína, Oseguera Cervantes regresó a México, reanudó las actividades de narcotráfico y fundó con otros CJNG. En 2014, tras una investigación de la DEA, un jurado de acusación federal del Distrito de Columbia procesó a Oseguera Cervantes en relación con varios cargos, que incluyen ser el líder principal de una Asociación Ilícita Continua (Continuing Criminal Enterprise). En 2015, la OFAC designó a Oseguera Cervantes conforme a la Ley de Designación de Cabecillas. Sigue siendo uno de los fugitivos más buscados por la DEA. A través de su Programa de Recompensas contra los Narcóticos, el Departamento de Estado de EE. UU. ofrece una recompensa de hasta USD 10 millones a cambio de información que posibilite su detención y/o condena.

El Cártel de Sinaloa: Fundado en la década de 1980, el Cártel de Sinaloa en un primer momento funcionaba como una coalición que reunía a los narcotraficantes más poderosos de México. A comienzos de la década de 2000, Ismael Zambada García (alias “El Mayo”) y Joaquín Guzmán Loera (alias “El Chapo”) consolidaron su poder, lo que permitió que el Cártel de Sinaloa se convirtiera en una de las organizaciones de narcotráfico más grandes y conocidas de México. El Cártel de Sinaloa controla el tráfico de drogas en regiones clave de México, sobre todo en la costa del Pacífico. Desde estos lugares estratégicos, el Cártel de Sinaloa trafica toneladas de drogas ilícitas, que incluyen fentanilo y heroína, hacia Estados Unidos. En 2009, el Presidente identificó al Cártel de Sinaloa como un actor narcotraficante extranjero significativo, según lo establecido en la Ley de Designación de Cabecillas.

Ismael Zambada García (alias “El Mayo”) es uno de los narcotraficantes más conocidos de México. En la década de 1990, Zambada García empezó a acumular poder y a ascender en los rangos de lo que ahora se conoce como Cártel de Sinaloa, que actualmente lidera. En 2014, Zambada García fue acusado en California por los delitos de asociación ilícita continua, entre otros cargos. Zambada García también ha sido acusado en varias jurisdicciones de Estados Unidos por una variedad de delitos vinculados con el narcotráfico. La DEA ha identificado a Zambada García como uno de sus fugitivos más buscados. A través de su Programa de Recompensas contra los Narcóticos, el Departamento de Estado de EE. UU. ofrece una recompensa de hasta USD 15 millones a cambio de información que posibilite su detención y/o condena. El Gobierno de México también ofrece una recompensa por su captura. En 2002, el Presidente identificó a Zambada García como un narcotraficante extranjero significativo, según lo establecido en la Ley de Designación de Cabecillas.

Líderes de una facción del Cártel de Sinaloa: Los hermanos Iván Archivaldo Guzmán Salazar (alias “Chapito”) y Jesús Alfredo Guzmán Salazar (alias “El Alfredillo”), y su hermanastro, Ovidio Guzmán López (alias “El Ratón”), dirigieron una facción del Cártel de Sinaloa. Iván y Jesús son hijos del líder de Sinaloa Joaquín “El Chapo” Guzmán Loera, que actualmente se encuentra encarcelado en Estados Unidos. Tras la detención de su padre, los hermanos siguieron llevando el negocio. Iván Archivaldo, Jesús Alfredo y Ovidio han sido procesados formalmente en EE. UU. por cargos federales relacionados con drogas. Los tres han sido también designados por la OFAC como narcotraficantes especialmente designados al amparo de la Ley de Designación de Cabecillas. A través de su Programa de Recompensas contra los Narcóticos, el Departamento de Estado de EE. UU. ofrece recompensas de hasta USD 5 millones cada una a cambio de información que posibilite el arresto y/o la condena de Iván Archivaldo Guzmán Salazar, Jesús Alfredo Guzmán Salazar, Ovidio Guzmán López y el hermano de Ovidio, Joaquín Guzmán López.

Organización Beltrán Leyva (OBL): Identificada por la DEA como una de las organizaciones delictivas con mayor poder y cohesión de México, la OBL llegó a experimentar la muerte o la detención de sus líderes, pero ahora está recobrando fuerza e influencia en todo México. Si bien tiene un menor grado de estructura, OBL utiliza las alianzas informales que mantiene con cárteles más grandes para acceder a corredores de contrabando de drogas a lo largo de la frontera sur de EE. UU. Sus integrantes se dedican principalmente al tráfico de heroína, metanfetaminas, cocaína y marihuana. El Presidente identificó por primera vez en 2009 a la OBL como un actor narcotraficante extranjero significativo, según lo establecido en la Ley de Designación de Cabecillas.

Fausto Isidro Meza Flores (alias “Chapito Isidro”, alias “Chapo Isidro”), de ciudadanía mexicana, actúa como operador de OBL desde el norte de Sinaloa. Meza Flores ha sido líder de la organización de narcotráfico Meza Flores al menos desde 2005. En 2021, la Fiscalía Federal para el Distrito de Columbia acusó formalmente a Meza Flores en relación con múltiples delitos de narcotráfico. Según se indica en el procesamiento, Meza conspiró para distribuir cocaína, metanfetaminas y heroína en Estados Unidos. En 2013, el Departamento del Tesoro designó a Meza Flores conforme a la Ley de Designación de Cabecillas. A través de su Programa de Recompensas contra los Narcóticos, el Departamento de Estado de EE. UU. ofrece una recompensa de hasta USD 5 millones a cambio de información que posibilite su detención y/o condena.

El Cártel del Golfo es una de las organizaciones de narcotráfico más antiguas y organizadas de México. El Departamento de Justicia de EE. UU. y la DEA identificaron al Cártel del Golfo como una de las nueve principales organizaciones delictivas transnacionales que “participaban en la fabricación, distribución e importación de toneladas de cocaína y marihuana a Estados Unidos”. El cártel trafica principalmente heroína y cocaína y transporta sus cargamentos a Estados Unidos cerca de McAllen y Brownsville, Texas. En 2007, el Presidente identificó a la OBL como un actor narcotraficante extranjero significativo, según lo establecido en la Ley de Designación de Cabecillas.

El Cártel de Juárez y su facción, La Línea, siguen representando una grave amenaza para Estados Unidos a través de sus actividades de tráfico de drogas a lo largo de la frontera sudoccidental de EE. UU. Según la DEA, esta organización es una de las nueve organizaciones delictivas mexicanas significativas que representan la mayor amenaza relacionada con drogas para Estados Unidos. Esta organización de narcotráfico se dedica principalmente al contrabando de metanfetaminas, cocaína y marihuana desde México a través del lucrativo corredor de El Paso, Texas. La organización y sus líderes han sido objeto de múltiples imputaciones formales en EE. UU. Asimismo, en 2004, el Presidente identificó al Cártel de Juárez como un actor narcotraficante extranjero significativo, según lo establecido en la Ley de Designación de Cabecillas.

Los Zetas: Los Zetas (alias “Cártel del Noreste”) son una de las nueve organizaciones mexicanas de criminalidad transnacional que representan la mayor amenaza relacionada con drogas para Estados Unidos, según la DEA. Recurren a la violencia extrema, que a menudo exhiben a través de las redes sociales, para controlar territorios e intimidar y aterrorizar a los residentes locales, a las fuerzas de seguridad mexicanas y a organizaciones rivales. Los Zetas llevan a cabo el contrabando de la mayoría de sus drogas ilícitas a través de la frontera suroccidental de EE. UU., cerca de Laredo y de Eagle Pass, Texas. El Presidente identificó por primera vez en 2009 a Los Zetas como un actor narcotraficante extranjero significativo al amparo de la Ley de Designación de Cabecillas, y nuevamente en 2011 como organización de criminalidad transnacional significativa según lo establecido en el Decreto Ejecutivo 13581.

Miguel Trevino Morales es considerado por la DEA como el “jefe del cártel Los Zetas, conocido por su violencia y perversidad”. Desempeñó una función de supervisión y gestión en Los Zetas y fue el principal administrador, organizador y líder de su asociación delictiva continua. Trevino Morales generó ingresos ilícitos por más de USD 10 millones en un período de 12 meses para la fabricación, importación y distribución de cocaína. Miguel Trevino Morales ha sido acusado de múltiples cargos relacionados con drogas en el Tribunal de Distrito Federal para el Distrito Oriental de Nueva York, en el Tribunal de Distrito Federal del Distrito Oriental de Texas, en el Tribunal de Distrito Federal del Distrito Occidental de Texas y en el Tribunal de Distrito Federal para el Distrito de Columbia. En 2009, la OFAC designó a Trevino Morales conforme a la Ley de Designación de Cabecillas. Trevino Morales se encuentra actualmente bajo la custodia de las autoridades mexicanas. El Departamento de Estado de EE. UU. ha emitido un ofrecimiento de recompensa a través de su Programa de Recompensas contra los Narcóticos de hasta USD 5 millones, a cambio de información que posibilite su detención y/o condena.

Omar Trevino Morales es un líder de Los Zetas que supervisó y facilitó cargamentos de drogas que tuvieron a Estados Unidos y otros sitios como destino, según información de la DEA. Omar Trevino Morales fue imputado en relación con múltiples cargos vinculados con drogas y lavado de dinero, e identificado como líder de Los Zetas por el Tribunal de Distrito Federal del Distrito Occidental de Texas, el Tribunal de Distrito Federal para el Distrito Sur de Texas y el Tribunal de Distrito Federal para el Distrito de Columbia. Estuvo implicado activamente en la coordinación del envío de cargamentos de cocaína y marihuana con destino a Estados Unidos, así como la recepción de cargamentos de billetes desde Estados Unidos hacia México. En 2010, la OFAC designó a Trevino Morales conforme a la Ley de Designación de Cabecillas. Las autoridades mexicanas detuvieron a Trevino Morales en 2015. El Departamento de Estado de EE. UU. ha emitido un ofrecimiento de recompensa a través de su Programa de Recompensas contra los Narcóticos de hasta USD 5 millones, a cambio de información que posibilite la detención y/o condena de Omar Trevino Morales, conocido también como Alejandro Trevino Morales.

La Familia Michoacana (LFM) ha sido identificada como una de las principales organizaciones de narcotráfico de México. LFM, que opera sobre todo en los estados de Michoacán y Guerrero, supuestamente se especializa en la producción de metanfetaminas, además de traficar marihuana y cocaína. Se cree que cobra impuestos a otras organizaciones que producen heroína en territorios bajo su control. En 2009, el Presidente identificó a LFM como un narcotraficante extranjero significativo, según lo establecido en la Ley de Designación de Cabecillas.

Colombia

Clan del Golfo (CDG): La DEA ha identificado al CDG como una organización importante de tráfico ilegal de drogas de Colombia, con nexos con cárteles de drogas en Costa Rica, Honduras, Panamá, Guatemala y México. La organización funciona como una asociación delictiva con alto grado de organización y centralización que se ha transformado en el mayor “Grupo Armado Organizado” en Colombia, con presencia nacional consistente. Según la DEA, el CDG recurre a actividades de narcotráfico y a un marco de estilo militar para mantener su operatividad. La base de poder del CDG radica en su región de origen, Urabá, en el noroeste de Colombia, un lugar estratégico desde donde el CDG envía toneladas de cocaína con destino a Estados Unidos, a través del transporte marítimo hacia América Central en forma periódica. Luego de los ataques perpetrados por el CDG contra líderes comunitarios en Colombia, el Fiscal General de EE. UU. estableció un Equipo de Trabajo sobre Criminalidad Transnacional para actuar contra el CDG por las amenazas que representa para la seguridad y la prosperidad de Estados Unidos y sus aliados. El Presidente identificó por primera vez al CDG como un actor narcotraficante extranjero significativo, según lo establecido en la Ley de Designación de Cabecillas, en 2013.

Dairo Antonio Úsuga David (alias “Otoniel”) dirigió el CDG desde 2012 hasta que fue capturado en Colombia en octubre de 2021. En 2010, la OFAC designó a Úsuga David conforme a la Ley de Designación de Cabecillas. En 2015, un ulterior procesamiento presentado en el Tribunal de Distrito Federal para el Distrito Oriental de Nueva York planteó múltiples cargos en su contra, que incluyen su intervención en una conspiración para la fabricación y distribución de cocaína a nivel internacional, así como 31 incidentes separados de distribución internacional de cocaína entre 2003 y 2012, que representan un total de cerca de 75.000 kilos de cocaína para su importación en Estados Unidos. El Gobierno colombiano había ofrecido una recompensa a quien brindara información que condujera a la captura de Úsuga David. Asimismo, El Departamento de Estado de EE. UU. ha realizado un ofrecimiento de recompensa a través del Programa de Recompensas contra los Narcóticos de hasta USD 5 millones a cambio de información que posibilite la detención y/o condena de Úsuga David.

CONSECUENCIAS DE LAS SANCIONES

Como resultado de la medida de hoy, todos los bienes y participaciones en bienes de las personas designadas que se encuentren en Estados Unidos o en poder o bajo el control de personas estadounidenses deberán ser bloqueados e informados a la OFAC. Asimismo, quedan bloqueadas todas las entidades en las que el 50 % o más pertenezca, en forma directa o indirecta, a una o más personas alcanzadas por bloqueos.

A menos que lo autorice una licencia general o específica emitida por la OFAC, o que exista algún otro tipo de dispensa, las reglamentaciones de la OFAC prohíben de manera general todas las transacciones de personas estadounidenses o personas dentro de Estados Unidos (o que transiten por ese territorio) que involucren bienes o participaciones en bienes de personas designadas o alcanzadas por otras medidas de bloqueo. Las prohibiciones incluyen realizar cualquier contribución o aporte de fondos, bienes o servicios por, para o en beneficio de cualquier persona alcanzada por un bloqueo, o recibir cualquier contribución o aporte de fondos, bienes o servicios de tal persona. Las violaciones de las sanciones conforme a la IEEPA podrán dar lugar a la imposición de condenas civiles o penales.

A fin de obtener información relativa al proceso para solicitar la exclusión de una lista de la OFAC, incluida la Lista de Nacionales Especialmente Designados y Personas Bloqueadas (Lista SDN), consulte la Pregunta Frecuenta 897 de la OFAC. Se puede consultar aquí información relativa a los programas de sanciones que administra la OFAC.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *