El coronavirus NO se creó en un laboratorio; ha estado entre humanos desde hace una década o más

marzo 31, 2020

La otra hipótesis es que el COVID-19 pasó de animales a humanos antes de ser tan infeccioso. Luego, a lo largo de años, tal vez décadas, cambió para contagiarse de persona a persona y convertirse en lo que es hoy.

China

A principios de este año China fue sorprendida por un virus “nuevo” que producía una neumonía, en algunos casos, letal. Semanas después, el brote se extendió a otros países hasta convertirse en la pandemia que vivimos hoy. Se le llamó COVID-19 y pertenece a la familia de los coronavirus. Y si bien su origen es incierto, probablemente no sea tan desconocido como pensamos.



Algunos investigadores señalan que el coronavirus COVID-19 no se creó en un laboratorio, sino que ha estado presente entre humanos desde hace una década o más.

El doctor Francis Collins, destacado genetista y director de los Institutos Nacionales de Salud de EEUU (NIH), descartó la teoría conspiracionistas de que el COVID-19 haya sido fabricado en un laboratorio y aseguró que el coronavirus sufrió “cambios evolutivos graduales a lo largo de años o tal vez décadas, (hasta que) finalmente ganó la capacidad de propagarse de persona a persona y causar enfermedades graves, a menudo potencialmente mortales”.

En su blog, Collins citó una investigación realizada por un equipo internacional de científicos de EEUU, Australia y Reino Unido, que ofrecen dos hipótesis sobre el origen real del patógeno que ahora tiene al mundo de cabeza, y que pudo haber saltado de animales a humanos desde mucho tiempo antes de la detección del primer caso en la ciudad china de Wuhan.

El primer escenario expresado en la investigación, citada por Collins, señala que el nuevo coronavirus evolucionó primero en animales, como murciélagos o pangolines, hasta que sus proteínas “mutaron para unirse a moléculas similares en estructura a la proteína ACE2 humana, lo que le permitió infectar células humanas”.

La otra hipótesis es que el COVID-19 pasó de animales a humanos antes de ser tan infeccioso. Luego, a lo largo de años, tal vez décadas, cambió para contagiarse de persona a persona y convertirse en lo que es hoy.

Para Collins, esta investigación, publicada en Nature Medicine desacredita las afirmaciones de que el nuevo coronavirus fue diseñado en un laboratorio y liberado a propósito “al proporcionar evidencia científica de que este nuevo coronavirus surgió naturalmente”.

Finalmente, el genetista recomienda que lo importante para combatir la pandemia en estos momentos es mantener una buena higiene, practicar el distanciamiento social y “apoyar los esfuerzos de todos los profesionales e investigadores dedicados a la atención médica que trabajan tan duro para abordar este importante desafío de salud pública”.

 Por El Diario de Nueva York

 

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *