El capitalismo inmoral

junio 21, 2022

TEGUCIGALPA, HONDURAS

El ministro Lucky Medina, miembro del Gabinete de Gobierno de la Presidente Xiomara Castro, ha llevado a estudiantes de Relaciones Internacionales de UNITEC un mensaje descarnado anticapitalista, contrario a los preceptos académicos de la prestigiosa universidad que, enmarcada en el famoso Laureate universitario, promueve el egreso de profesionales exitosos, que no se queden en el hoyo de la mediocridad en el que disfrutan enquilosarse los individuos radicalizados con ideas autoritarias, que promueven que el Estado es el llamado a generar el pan de cada día para ponerlo en la boca de la gente, la mejor excitativa para que las personas no trabajen, no se superen, para que dependan siempre de los bocados que les da el gobierno para tenerlas bajo el más sumiso de los controles.



El ministro Lucky Medina es de los funcionarios de gobierno que condena el capitalismo por inmoral, porque según él, el capitalismo, que es el que crea la riqueza para que los gobiernos la utilicen bien o mal, mata a la gente. Cuando el único fin de los empresarios, como lo concebía el economista Milton Friedman, si bien es obtener ganancias en beneficio de los accionistas, el excedente de las mismas llega a las arcas del Estado, vía impuestos y tributos, para que el gobierno los use para pagar los sueldos de los políticos y demás funcionarios públicos y para desarrollar los fines sociales con los cuales se beneficia a la población.

El concepto de Friedman sigue teniendo una vigencia indiscutible, porque sin empresas y sin capital, los gobiernos se empobrecen y deben acudir a otras fuentes y formas para agenciarse recursos y sostener sus aparatos burocráticos. Es increíble que un ministro de gobierno con formación académica se deje obnubilar por los descarríos ideológicos que pierden vigencia a estas alturas de la época, cuando gobiernos como el de China Continental se han entregado al capitalismo, que si bien es controlado por el gobierno comunista, es un capitalismo muy desarrollado desde que uno de los líderes de China Comunista acepto que sin el capitalismo China no podía salir de la miseria a la que lo llevo el líder radical Mao Tse Tung.

El mensaje anticapitalista de un funcionario que demuestra ser un experto en las posiciones radicales, no abona en nada al objetivo anunciado por la Presidenta Xiomara Castro en su discurso de toma de posesión. El mensaje de Lucky Medina es un mal mensaje cuando el gobierno de Xiomara Castro busca atraer inversión extranjera para oxigenar la economía hondureña, tan enflaquecida por la falta de capital extranjero que es el que puede coadyuvar con la inversión nacional a generar empleo masivo que es el que necesita nuestro país para lograr el ansiado crecimiento económico.

Cualquier imperfección del capitalismo no evita que en cada capital invertido haya un derrame económico que beneficia con la creación de puestos de trabajo. Demonizar el capitalismo desde un gobierno que se ha perfilado en el esquema del socialismo democrático, es una aberración que perjudica la imagen de la Presidenta que desde su discurso inaugural, al pregonar que su gobierno buscaría reconciliar a la nación, despertó niveles esperanzadores de confianza en muchos sectores de la población hondureña. Es un mal mensaje para la comunidad internacional con la cual el gobierno trata de concretar acuerdos importantes que le abran las puertas de los créditos necesarios en momentos que se anuncian dos fenómenos adversos que son verdaderos cataclismos financieros: una recesión y una inflación sin precedentes, impulsadas por varios detonantes de carácter bélico.

Aunque Honduras como nación no es una empresa comercial propiamente, el sentido y el espíritu administrativo con que un gobierno debe administrar los bienes del Estado la convierten en una gran empresa en la que todos los hondureños somos accionistas y por lo tanto con derechos y obligaciones para exigir que el gobierno, que es el administrador, no solo haga lo necesario sino que procure hacer una correcta administración en beneficio de todos los hondureños que somos los socios de la gran empresa que es Honduras. Ya están viendo los miembros del gobierno y del Partido LIBRE como la ley está haciendo penalmente responsable al gobierno anterior por los abusos e insensateces cometidos por varios funcionarios en perjuicio del tesoro nacional y de la economía de los hondureños.

Al capitalismo no hay que odiarlo, porque sin el capital no hay riqueza que distribuir, ningún gobierno por sí mismo tiene capacidad de generar riqueza. Los gobiernos populistas que buscan consolidarse poniendo todo en la mano de la gente, son los responsables de hundir en la pobreza y en la miseria a los pueblos. Si hay algo que no deja vivo el espíritu de la gente para superarse es el populismo. Cuando Lucky Medina sataniza el capitalismo, que es el que genera riqueza, defiende torpemente el hecho de que los hondureños deban vivir en la pobreza.

Así son las cosas y así se las hemos contado hoy martes 21 de junio de 2022.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.




buy windows 11 pro test ediyorum