El Bayern paga la «resaca» del Mundial de Clubes

febrero 15, 2021

Como si estuviese todavía celebrando el título de campeón del mundo que conquistó el pasado jueves en Catar ante el Tigres mexicano, al Bayern le costó meterse en el partido

 

Alemania



El Bayern Múnich pagó la resaca del Mundial de Clubes con un inesperado empate en casa (3-3) ante el Arminia Bielefeld, antepenúltimo clasificado, en un choque en el que el equipo bávaro remontó un 1-3 provocado por sus continuos problemas defensivos.

Como si estuviese todavía celebrando el título de campeón del mundo que conquistó el pasado jueves en Catar ante el Tigres mexicano, al Bayern le costó meterse en el partido.

Una falta de intensidad que los de Hans-Dieter Flick no tardaron en pagar, como reflejó el 0-1 que figuraba a los nueve minutos en el marcador a favor de un Arminia Bielefeld que no desaprovechó su primera llegada al área rival para marcar.

Si los jugadores del Bayern parecieron especialmente contemplativos en el tramo inicial, todo lo contrario ocurrió con los del Bielefeld, que tuvieron claro desde el principio que ésta era su oportunidad de sorprender al todopoderoso equipo muniqués.

Quedó claro en la jugada del primer gol, en la que los centrales Niklas Sule y Lucas Hernández dejaron girarse con absoluta comodidad al neerlandés Michel Vlap en la frontal del área para batir con un preciso zurdazo a Manuel Neuer.

El Bayern no sólo se encontraba nada más iniciarse el partido por detrás en el tanteador, sino que, además, tenía que pelear con un campo en cada vez peores condiciones a causa de la copiosa nevada que cayó sobre Múnich.

De hecho, el partido tuvo que detenerse en dos ocasiones en los primeros minutos para despejar las líneas, imperceptibles por la acumulación de nieve.

Las interrupciones no facilitaron que los locales pudieran dotar a su juego del ritmo necesario para superar a un Arminia Bielefeld perfectamente plantado sobre el terreno de juego.

Aunque el principal problema del Bayern en el primer tiempo no fue ni la nieve ni los parones, sino la falta de consistencia defensiva que mostró el conjunto local.

En su primera aproximación el Bielefeld firmó el 0-1 y en la segunda, los de Uwe Neuhaus volvieron a marcar, aprovechando una nueva desatención defensiva de los jugadores bávaros.

Si en el primer tanto visitante fueron Lucas Hernández y Niklas Sule los que pecaron de pasividad, en el segundo fueron de nuevo Sule y David Alaba los que dejaron anotar a los 37 minutos completamente solo el 0-2 a Amos Pieper tras un saque de esquina.

El marcador obligaba al Bayern a una remontada que pareció dispuesto a protagonizar tras anotar a los tres minutos de la segunda mitad el 1-2 con un gol del polaco Robert Lewandowski, que sumó su vigésimo quinta diana del curso en la Bundesliga.

Pero de nuevo los problemas defensivos se interpusieron en el camino del Bayern, que apenas un minuto después, en el 49, vieron cómo el austríaco Christian Gebauer aprovechó la pasividad de la defensa local para culminar una contra conducida por Andreas Voglsammer para establecer el 1-3.

El Bayern, sin embargo, volvió a demostrar el inmenso poderío ofensivo que atesora e igualó contienda con goles del francés Crentin Tolisso y el canadiense Alphonso Davies, que estableció en el minuto 70 el definitivo 3-3 al culminar una jugada por la banda derecha de Leroy Sané.

El Arminia Bielefeld volvió a poner contra las cuerdas a los locales con un gol a los 73 minutos del venezolano Sergio Córdova que el colegiado, tras consultar el videoarbitraje, anuló por un ajustado fuera de juego.

Un susto que pareció acabar con las pocas energías que le quedaban al Bayern, que, pese a merodear constantemente el área rival, no fue capaz de generar ninguna clara ocasión de gol en los veinte minutos finales.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *