EEUU no invitará a embajada a disidentes cubanos

agosto 12, 2015

El gobierno federal no planea invitar a disidentes cubanos al histórico evento del viernes, en el que el secretario de Estado John Kerry izará la bandera de Estados Unidos en la nueva embajada de La Habana, un vivo reflejo de cómo la política estadounidense ha cambiado su enfoque con respecto a la oposición de la isla a su gobierno unipartidista.

En lugar de ello, Kerry sostendrá una reunión de bajo perfil más adelante en la jornada con algunos prominentes activistas, dijeron funcionarios. La oposición cubana ha sido el centro de las políticas estadounidenses con respecto a la isla desde que ambas naciones rompieron vínculos diplomáticos en 1961. El gobierno cubano considera a sus opositores locales como mercenarios traidores al servicio de Estados Unidos.



En momentos en que los dos países se acercan para restaurar sus relaciones, Cuba casi ha dejado de reunirse casi completamente con políticos estadounidenses que visiten a los disidentes durante sus viajes a La Habana.

Eso significó un dilema para los funcionarios estadounidenses que organizan la ceremonia de reapertura de la embajada frente al malecón de La Habana. De invitar a los disidentes hubieran corrido el riesgo de un boicot por parte de las autoridades cubanas, incluidas aquellas que negociaron con Estados Unidos desde que los presidentes Barack Obama y Raúl Castro declararon la distensión el 17 de diciembre. Excluir a los disidentes sin duda provocará fuertes críticas de los opositores a las nuevas políticas de Obama, incluido Marco Rubio, aspirante a la nominación republicana a la presidencia, quien es de ascendencia cubana.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *