Demanda instituto por muerte de su hija a manos de la MS-13

diciembre 13, 2017

“El significado de esta demanda es que ellos deben ser responsables por lo que le pasó a su hija”, dijo Medina.

 

Estados Unidos



La madre de una joven asesinada en septiembre del 2016, por presuntos miembros de la pandilla Mara Salvatrucha (MS-13), está demando al distrito escolar de Brentwood, Estados Unidos, por $110 millones por no evitar la muerte de su hija.

Evelyn Rodríguez afirma que las autoridades escolares no hicieron lo suficiente para proteger a la adolescente de 16 años quien había recibido varias amenazas de la pandilla incluso dentro de la misma escuela.

Kayla Cuevas, fue asesinada junto con su mejor amiga  por pandilleros de la MS-13, en el condado de Suffolk, área metropolitana de Nueva York.

“No se trata sólo de demandar a la escuela, no se trata de los dólares, esto es para hacerlos responsables por lo que le pasó a mi hija”, dijo Rodríguez.

Asimismo,  aseguró que el acoso y las amenazas de muerte contra su hija dentro de la escuela duraron por más de dos años.

Lea aquí: Enfermera muere repentinamente en pasillo de hospital (VIDEO)

“Los delincuentes se sacaron un cuchillo a mi hija y ella tuvo que correr por su vida”, contó a un medio local la madre de Kayla.

Barbara Medina, abogada de la familia, dijo que tras ese incidente con el arma blanca las autoridades escolares no hicieron la denuncia a la Policía.

“El significado de esta demanda es que ellos deben ser responsables por lo que le pasó a su hija”, dijo Medina.

Además, agrego que “la escuela ha fallado no sólo en proteger a Kayla sino a otros niños, y no quieren admitir que tienen una problema de pandilla”.

Un representante del distrito escolar indicó en un comunicado que, “debido al litigio pendiente no vamos hacer comentarios por el momento”.

Los cuerpos sin vida de Kayla y su mejor amiga de Nisa Mickens fueron encontrados después de que ambas pasaran la tarde juntas, celebrando el cumpleaños 16 de la segunda.

Las autoridades informaron que un motociclista,  la noche del 13 de septiembre del 2016 encontró  el cadáver de Mickens y, luego de que la familia alertara de la desaparición de Cuevas, esta también fue encontrada muerta 24 horas después.

Mickens fue hallada con fuertes magulladuras en la calle Stahley, en Brentwood, y el cuerpo de la adolescente mostraba al menos 10 heridas graves y traumatismo en la cabeza.

Luego un reporte forense confirmó que la joven murió en la escena por una agresión homicida.

Cuevas fue hallada por un vecino al día siguiente, en una zona boscosa cerca de dónde se encontró a Nisa, a unos cien pies de distancia.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *