Ecuatoriano Renato Ibarra del América, en problemas judiciales

marzo 6, 2020

Polémica en México por la presencia del futbolista en una unidad policial por supuesta agresión familiar

 

México



América no sale de una, para entrar en otra y es que entre las lesiones y suspensiones, ahora se suma un caso de presunta agresión familiar del volante Renato Ibarra hacia su esposa.

Ibarra, fue detenido la noche del jueves en la Ciudad de México y es investigado por las autoridades por violencia familiar, informó el equipo.

De acuerdo con un reporte de la policía, el ecuatoriano fue detenido en su domicilio ubicado en una exclusiva zona residencial al sur de la capital mexicana por agredir física y verbalmente a su esposa, Lucely Estefanía Chalá García, quien tiene 10 semanas de embarazo.

Ibarra, de 29 años y que jugó con la selección de Ecuador en el Mundial de Brasil 2014, además de las últimas dos Copas América, negó los cargos que se le imputan y afirmó que todo se trata de una confusión.

«Quiero aclarar algunos rumores respecto a que fui detenido por haber golpeado a mi pareja. Esa información es absolutamente falsa. Me encuentro apoyando a las autoridades debido a un malentendido en el que lamentablemente está involucrada mi familia”, publicó Ibarra en su cuenta de Twitter. «Quiero ser muy claro en que las versiones que nos mencionan tanto a mi pareja y a mí son totalmente falsas, jamás le pondría una mano encima a ninguna mujer», añadió.

El volante juega para el América desde el verano de 2016 y ha sido una pieza importante para el logro de tres títulos, incluyendo uno de liga en diciembre de 2018. Actualmente está lesionado y se ha perdido todos los partidos del Clausura.

«Dado que las autoridades investigan una presunta disputa familiar, el club no se pronunciará hasta que las autoridades concluyan las dirigencias correspondientes”, escribió el equipo en un comunicado. “El club América reprueba cualquier conducta violenta, física o verbal y reitera su compromiso para erradicar cualquier tipo de violencia de género».

Recientemente, el gobierno del presidente Andrés Manuel López Obrador admitió que México ha fallado a la hora de proteger a las mujeres y presentó un plan para prevenir y sancionar la violencia de género que en 2018 se tradujo en 3.580 mujeres o niñas asesinadas.