Juan Ángel no merecía morir… (VIDEO)

febrero 21, 2017

La familia Dubón nunca imaginó que un domingo cualquiera, recibiría la noticia menos esperada de todas, el anuncio de una dolorosa muerte: que la incesante delincuencia terminó con la vida del ingeniero Juan Ángel Dubón. Su esposa inmortalizó la dramática escena mientras observaba con impotencia el cuerpo de su compañero, quien pasó a ser otra cruel estadística del estado de vulnerabilidad en que vivimos los hondureños.

Al ingeniero Dubón le quitaron la vida de varios disparos porque no se habría dejado robar. Todo pasó muy rápido en San Pedro Sula, tanto que sus familiares, que iban con él, apenas reaccionaron cuando se bajó del vehículo que conducía para implorar a los delincuentes que respetaran su integridad y la de sus seres queridos.



La petición no fue escuchada. Segundos después, los asesinos se perdieron en la obscuridad después de cometer la abominable acción.

Lee también: SPS: “Domingo Negro” cierra con asesinato de agrónomo

MUCHOS PLANES

Muchos planes estaban en la lista de Juan Ángel Dubón, egresado de la Escuela Agrícola de El Zamorano y gerente comercial de un reconocido grupo empresarial.  Después de ello, seguir poniendo al servicio del sector agrícola sus sólidos conocimientos adquiridos en Alemania para contribuir al desarrollo de su amada Honduras, otro de sus grandes sueños truncados.

Según testimonios de familiares y amigos, a Juan Ángel lo apasionaban tantas cosas: el deporte, el estudio, el trabajo y su esposa, a quien enamoraba con hermosos detalles, y sus hijos, que ahora deberán sobrellevar una tragedia que agobia.

«Es un momento muy duro. Era un gran profesional, un gran prospecto para el país», afirmó Saúl Murillo, suegro del malogrado ingeniero agrónomo.

Juan Ángel Dubón no merecía morir así, afirman quienes lo conocieron, tampoco otras personas cuyas vidas fueron cegadas por las balas de la delincuencia… Hoy, tras cada impacto solo queda el dolor de historias que se quedaron inconclusas, de almas fragmentadas donde campea la tristeza, y de heridas que sangran. Ante la impotencia que solo deja preguntas, sin respuestas.

También puedes ver: Esposa de agrónomo: “maldito país en el que vivo” (VIDEO)

ECOS QUE RETUMBAN

Un informe del Sistema Estadístico Policial en Línea (SEPOL) deja constancia que en los primeros 45 días de 2017, una persona fue asesinada cada dos horas en nuestro país.

En San Pedro Sula, la muerte asoma con frecuencia increíble y las cifras son un reflejo de esta sombra que se cierne sobre la población… Las impactantes cifras, de más de 820 muertes en 2016, con una tasa de 110.5 decesos por cada cien mil habitantes, dan cuenta de familias que han quedado cercenadas por causa del crimen.

Como la familia Dubón Guerra, tocada trágicamente por el destino a las 7:40 de la noche del domingo 19 de febrero. El grito desgarrador de la esposa de Juan Ángel, llorando sobre el cadáver de su esposo, es el lamento de muchísimos hondureños, víctimas de la despiadada delincuencia… «Maldito país en el que vivo, dejaron a mi hija sin papá… malditos».

También puedes ver: Hombre acaba envuelto en llamas en gasolinera (VIDEO)

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *