Dos mujeres y un destino

noviembre 24, 2020

TEGUCIGALPA, HONDURAS

Con el acertado nombramiento de Gabriela Núñez y María Elena Mondragón como bastiones del comité consultivo que asumirá la tutoría del proceso de reconstrucción nacional, el gobierno de Hernández Alvarado ratifica una especial confianza en la capacidad de dos de las más distinguidas profesionales que tiene Honduras, ambas con una hoja de vida impecable, tanto por su capacidad en el desempeño público como por su correcto comportamiento cuando les ha tocado fungir en varias funciones de Estado. Este no es un elogio por amistad, porque con ambas profesionales son escasas las veces que nos ha tocado compartir por nuestro quehacer periodístico. Celebramos como un acierto su nombramiento porque tanto María Elena Mondragón como Gabriela Núñez, son respetadas por su capacidad, talento y su correcto proceder profesional.



No se les puede considerar niñas mimadas del gobierno, porque mientras María Elena Mondragón fue presidenta del Banco Central hace varios gobiernos, igual lo fue Gabriela Núñez en el gobierno interino de Roberto Micheletti, aunque su mayor experiencia que le avala en el cargo que asume en el consejo consultivo para el proceso de reconstrucción nacional fue su desempeño en el gobierno de Carlos Flores, del que fue ministra de Finanzas en el período que Honduras fue azotada por el terrible huracán Mitch, que dejó tantos destrozos como los que estamos viendo actualmente tras el azote de dos huracanes. El destino ha querido unir el talento, la capacidad y la experiencia de ambas para ponerse al frente de un gran desafío, de cuyo resultado dependerá que después de las tres desgracias Honduras sea un mejor país.

Hay quienes se empecinan en comparar las dos tragedias con el fin de establecer cuál ha sido la más dañina, y esa comparación es absurda, porque mientras el Mitch fue un solo huracán, que por casi diez días de constante lluvia destrozó las estructuras de todo el país, esta vez han sido dos huracanes que golpearon con saña más directamente la zona noroccidental, especialmente la fértil extensión del Valle de Sula y los departamentos de la franja noroccidental.

Junto a las dos profesionales también fue seleccionado el Ing. Rubén Sorto hijo, un destacado elemento de las nuevas generaciones hondureñas que ha trabajado en diversos procesos del desarrollo industrial de la zona norte, vinculado siempre al sector privado, casi nunca ligado a tareas de gobierno, con una capacidad admirada por empresarios hondureños y extranjeros que han requerido sus servicios como consultor por su gran tino en resolver situaciones. Lo importante al destacar la capacidad de estos tres miembros de la sociedad seleccionados para integrar el consejo consultivo que asumirá una gran responsabilidad para que el proceso de reconstrucción nacional camine por la senda de la transparencia que es el factor primordial que se necesita con prioridad para reconstruirle a Honduras el estado de confianza perdida.

La preocupación de una buena parte de la sociedad es por el manejo correcto de los recursos que podría obtener Honduras de la cooperación internacional, sea en calidad de donación o de préstamos concedidos con términos favorables en situaciones de desgracia nacional. La misión del consejo consultivo del proceso de reconstrucción, de manera taxativa es garantizar que el manejo de los recursos, se haga en forma transparente para que no aparezcan pelos en la sopa, ni tenga que lamentarse que manos peludas se aprovechen para el enriquecimiento particular. Honduras ya no tiene espacio ni tiempo para poner un proceso tan delicado y tan importante en manos blandas, de personas que se vuelven como la gelatina cuando manejan importantes cantidades de dinero y recursos en tareas de Estado.

El error más grave que comete un gobierno es poner a personas mimadas en tareas importantes en momentos delicados cuando nuestro país ha sido tocado por tres eventos que afectan la salud y el bienestar de la nación; este proceso de reconstrucción sin duda que es la tarea de Estado que tendrá mayor repercusión histórica, porque se juntan tres aludes trágicos de una vez: una pandemia de largo plazo y dos huracanes consecutivos. La observación de los cooperantes internacionales está centrada sobre Honduras y otros países centroamericanos, que por ahora somos el tablero donde los países desarrollados podrían destinar una cuota de cooperación importante, por la sencilla razón de que para ellos somos la justificación de su condición de potencias. Sin existir los países pobres y de paso arrollados por las tragedias naturales los países ricos no tienen justificación para expandir sus influencias. Aquí es donde los grupos G-16, G-20 y todos los demás, tienen la oportunidad de probarse para mantener su hegemonía en contra de los países adversarios que manejan sus influencias con otra óptica e intereses diferentes.

Ni el G-16, ni el G-20, ni gobiernos de países amigos apostarían por Honduras en el momento que sepan que el gobierno ha depositado una tarea de tanta trascendencia en manos de allegados políticos. En cambio, la percepción que se genera es favorable cuando trascienden los nombres de dos distinguidas ex funcionarias con alta calidad y conducta profesional correcta y un profesional joven, con una alta reputación en el ámbito privado consultor y ejecutor de importantes proyectos industriales.

En unos momentos en que la sociedad hondureña se deja arrastrar por el cainismo y el sectarismo, el nombramiento de tres profesionales de gran nivel y capacidad demuestra que hay interés al más alto nivel de no cometer el mínimo error que nos expondría como país a ser condenados de por vida por los países y grupos cooperantes, o mejor dicho, que al más alto nivel no están dispuestos a correrse el riesgo de pasar por la misma pena cuando INVEST-H realizó una compra de hospitales móviles llena de suspicacia. Esa fue una lección que jamás debe repetirse en Honduras.

Así son las cosas y así se las hemos contado hoy martes 24 de noviembre de 2020.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *