Trump termina con TPS para hondureños

mayo 4, 2018

El Departamento de Seguridad Nacional anunciará el final del programa tan temprano como el viernes por la tarde

 

Estados Unidos



Diarios norteamericanos aseguran que la administración de Donald Tump ya tomó la decisión de cancelar el Status de Protección Temporal, conocido como TPS para los hondureños residentes en ese país.

Para el caso el diario Wahsinton Examiner titula «Trump envía a casa a 57 mil hondureños»; el diario The Sun Sentinal  titula algo similar.

La información todavía no ha sido confirmada oficialmente, pero hay preocupación por parte de los hondureños que gozan del TPS.

A continuación el artículo completo de del diario «Sun Sentinel»:

La administración de Trump decidió terminar con un programa temporal que permite que 57,000 hondureños vivan y trabajen en los Estados Unidos, tres personas familiarizadas con los planes le dijeron a la editorial estadounidense McClatchy,  que cotiza en bolsa con sede en Sacramento, California.

Los hondureños que llegaron a los Estados Unidos después de que el huracán Mitch devastó su país en 1998 tendrán entre 12 y 18 meses para regresar a su condado natal o buscar otra forma de residencia legal.

El Departamento de Seguridad Nacional anunciará el final del programa tan temprano como el viernes por la tarde. Se espera que los funcionarios digan que las condiciones en Honduras han mejorado lo suficiente como para que la gente regrese, aunque algunos han vivido en los Estados Unidos durante dos décadas.

Uno de los países más pobres y violentos de la región, Honduras, ha estado plagado de violencia de pandillas y tráfico de drogas, lo que ha obligado a decenas de miles de personas a huir anualmente a los Estados Unidos.

Jill Marie Bussey, directora de defensa de Catholic Legal Immigration Network, uno de los muchos grupos que impulsa a la administración a permitir que los hondureños se queden, se reunió con el secretario del DHS Kirstjen Nielsen esta semana.

Bussey dijo que la administración no le dio indicios de que los hondureños en Estados Unidos estarían protegidos de la deportación, pero dijo que los funcionarios quieren trabajar con el Congreso para encontrar una solución permanente para los inmigrantes. Ella dijo que grupos como el de ella ya lo habían escuchado antes.

«Están dispuestos a reducir estas protecciones de la deportación para terminar con las autorizaciones de trabajo de las personas y luego decir en algún lugar en el camino que encontraremos algunas soluciones para el Congreso», dijo Bussey. «Sin embargo, cuando las soluciones del Congreso se vuelven parte del debate y en realidad se mueve en algún lugar y vemos progreso, tenemos una dirección equivocada completa de la administración».

Tyler Q. Houlton, un portavoz del DHS, dijo el viernes por la mañana que no se ha tomado una decisión.

Más de 300,000 inmigrantes de alrededor de una docena de países han podido permanecer en los Estados Unidos desde que el Congreso creó el programa de Estatus de Protección Temporal en 1990. El programa fue diseñado para dar a las personas cuyos países están devastados por desastres naturales u otras crisis un santuario temporal hasta que las condiciones mejoren lo suficiente como para regresar.

La administración ya dejó expirar la protección de varios países, incluidos El Salvador, Haití, Nicaragua, Sudán, Liberia y Nepal. Haití, El Salvador y Honduras comprenden la mayoría de los destinatarios

«El huracán que golpeó a Honduras en 1998 no es la razón por la cual sus ciudadanos aún disfrutan de protección TPS en 2018», dijo RJ Hauman, director de relaciones gubernamentales de la Federación para la Reforma de Inmigración Estadounidense, que busca reducir la inmigración. «Todavía están aquí porque la gente que aceptó voluntariamente nuestra oferta temporal, sus defensores y sus gobiernos han abusado de nuestra generosidad y han logrado extender el programa más allá de cualquier definición razonable de temporal».

Cincuenta y seis miembros del Congreso firmaron una petición esta semana para instar a Nielsen a renovar las protecciones para Honduras, que incluye a 46,700 trabajadores en Estados Unidos, según el Centro para el Progreso Estadounidense, un grupo de expertos liberales. Según el grupo, hay 53.500 niños nacidos en EE. UU. Con padres hondureños titulares de TPS.

«A pesar de los esfuerzos sustanciales realizados por los Estados Unidos y la comunidad internacional para mejorar las condiciones en Honduras, el daño de estos eventos catastróficos agravados por los efectos residuales de la enfermedad, la violencia y la pobreza han resultado en una recuperación estancada», escribieron los legisladores. «Las condiciones simplemente no han mejorado lo suficiente como para reintegrar de forma segura y productiva a los beneficiarios de TPS en sus comunidades de origen».

La secretaria interina de Seguridad Interna, Elaine Duke, retrasó una decisión del TPS sobre los hondureños en noviembre después de que presuntamente se sintió presionada por el jefe de gabinete de la Casa Blanca, John Kelly, para terminar con las protecciones. Duke dejó la administración en abril.

En ese momento, el país se dirigía a una elección presidencial. El presidente Juan Orlando Hernández finalmente ganó un segundo mandato en medio de acusaciones de fraude que provocaron protestas que mataron a más de 30 personas.

Orlando López, titular hondureño de TPS que vive en Miami, dijo a los periodistas en una llamada esta semana que estaba preocupado por lo que sucedería si TPS termina. «No solo habría un caos causado por esta decisión, sino que habría una carga aún peor para mi país que no puede recibirnos», dijo.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *