Detienen a mujer y a su esposo por haber matado a su propia tía

julio 30, 2020

La pareja salió huyendo y para despistar a la policía dejaron abandonado el automotor en que se transportaban en un sector de la zona occidental

 Santa Rosa de Copán, Honduras

Tras efectivas labores de búsqueda y seguimiento, funcionarios policiales detuvieron a una mujer que huía junto a su esposo, para evitar responder por el homicidio de su propia tía.



Los ahora detenidos cuentan con 36 años, el hombre es conocido como «Chamuco», y son residentes en el barrio El Centro del municipio de Lepaera, Lempira.

El arresto se efectuó este jueves en la aldea El Salitrillo del municipio de Santa Rosa de Copán.

Resulta que el día miércoles 29 de julio del presente año, a eso de las 8:00 de la noche, se reportó que en el barrio El Centro del municipio de Lepaera, una persona había sido herida de bala y llevada a una clínica donde minutos después falleció.

Un equipo de investigadores se trasladó al lugar para indagar en lo sucedido y realizar el levantamiento respectivo.

De acuerdo a versión de testigos protegidos, la responsable del crimen de Karla Patricia Morales Funez de 45 años, era su sobrina la que después del hecho salió huyendo del lugar.

Al tener conocimiento, un equipo de investigadores y agentes de prevención, iniciaron a darle seguimiento a la sospechosa, quien se hacía acompañar de su compañero de hogar, el cual presenció lo ocurrido.

Los sospechosos, en horas de la madruga dejaron abandonado en el barrio Los Ángeles del municipio de Santa Rosa de Copán, el automotor en que se transportaban, un turismo, marca Volkswagen, modelo Getta, color negro.

Posteriormente, abordaron otro vehículo tipo pickup, color azul en el que se dirigían a la carretera CA-4 para continuar huyendo.

Desde ese momento se agregó al seguimiento un equipo de funcionarios policiales asignados a la UDEP #4, quienes junto a sus compañeros de Lepaera, Lempira, lograron acorralarlos en la aldea El Salitrillo, antes de que pudieran abandonar la zona.

Inmediatamente, fueron llevados a las instalaciones policiales con sede en Copán, para preparar el expediente investigativo y remitirlos a las autoridades competentes.

Según los agentes asignados al caso, el móvil del hecho fue originado por supuestos problemas personales.

 

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *