Determinan auto de apertura a juicio contra alcalde de Talanga y su círculo familiar, señalados de lavar más de 367 millones de lempiras

enero 13, 2022

Tegucigalpa, Honduras

Luego que en octubre pasado el Ministerio Público ejecutara la “Operación REAL” en contra del alcalde de Talanga, Roosevelt Eduardo Aviléz López, su esposa Nancy Mareyil Santos Ríos y los miembros de su círculo familiar Bella Esperanza Ríos Zúniga, Fadde Saroginy Aviléz López y César Vladimir Leiva Ríos, se ha determinado en un órgano jurisdiccional elevar el caso a juicio oral y público.



El expediente, la Fiscalía Especial Contra el Crimen Organizado (FESCCO) y la Dirección de Lucha Contra el Narcotráfico (DLCN) lo ventilaron en los juzgados con jurisdicción nacional por suponer que los acusados cometieron el delito de lavado de activos superior a los 367 millones de lempiras, razón por la que se les aseguraron 131 bienes inmuebles, 43 vehículos y tres sociedades mercantiles, bienes puestos a la orden de la Oficina Administradora de Bienes Incautados (OABI) y por lo que simultáneamente se ejecutaron 11 allanamientos de morada y cuatro inspecciones a negocios en las ciudades de Tegucigalpa, Talanga, San Pedro Sula y Puerto Cortés.

La audiencia preliminar se desarrolló hace cinco días en el fuerte Cabañas, señalando el Juez de Letras con Competencia Territorial Nacional en Materia Penal que existían suficientes indicios y pruebas para emitir el respectivo auto de apertura a juicio, remitiendo la causa a Tribunales de Sentencia.

En relación a este caso, la Dirección de Lucha Contra el Narcotráfico recibió denuncia en fecha 23 de marzo de 2013 en contra del ciudadano Roosevelt Eduardo Aviléz López, en la cual se manifestó su supuesta participación en una estructura dedicada al tráfico ilícito de drogas, producto de la cual ha incrementado su patrimonio, y de la cual hacen parte varios miembros de su núcleo familiar. Cabe mencionar que el Ministerio Público recibió posteriores denuncias en los años 2014 y 2015.

Fue así que después de profundizar con las diligencias investigativas dirigidas a identificar el patrimonio del denunciado y de su círculo familiar, se logró establecer la existencia de un aumento patrimonial evidentemente desproporcionado en relación a las actividades económicas generadoras de ingresos, pudiendo deducirse, en virtud de las denuncias recibidas y las técnicas especiales de investigación empleadas, que dicho patrimonio proviene de actividades relacionadas al tráfico ilícito de drogas.

Lo anterior, del análisis financiero y patrimonial en donde se identificó al señor Roosevelt Eduardo Aviléz López un total de ciento sesenta y cuatro millones, cuatrocientos setenta y cuatro mil novecientos treinta y cuatro lempiras con 86/100 (L.164,474,934.86) sin justificación de su origen en relación a la indagación de sus actividades generadoras de ingresos.

En iguales condiciones se encuentra su cónyuge la señora Nancy Mareyil Santos Ríos, puesto que después del análisis de toda la información patrimonial y financiera, se determinó la cantidad de ciento cincuenta y siete millones, cuatrocientos cincuenta y dos mil novecientos setenta y cuatro lempiras con 94/100 (L.157,452,974.94) que se encuentran de igual manera sin poder justificar un origen legítimo.

De su lado, la imputada Bella Ríos no justifica un incremento patrimonial de veintitrés millones cuatrocientos noventa y ocho mil trescientos cincuenta y seis lempiras con 52/100 (L.23,498,356.52), mientras que la imputada Fadde Avilés López no acredita, ni justifica, un incremento patrimonial de veintiún millones seiscientos un mil cuarenta y dos lempiras con 17/100 (L.21,601,042.17).

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *