Derrumbes interfieren con búsqueda de mineros

julio 7, 2014

Las tareas de rescate de ocho hombres atrapados en una mina artesanal en el sur de Honduras se han suspendido por tercera ocasión por nuevos derrumbes de piedras y otros materiales.
El portavoz del Cuerpo de Bomberos, Oscar Triminio, dijo a periodistas que las labores se suspendieron a las 22.00 hora local del domingo para no exponer la vida de los elementos de socorro que trabajan en el sitio.
Triminio expresó que el domingo se inició temprano con el apuntalamiento del túnel, pero que la madera verde, por ser más resistente para contener el material que se desprende en el interior de la mina, comenzó a ceder por la presión, lo que obligó de nuevo a suspender las labores.
Explicó que los quince rescatistas que ingresaron a la mina avanzaban «en fila india» porque «no hay otra forma» de ir más rápido en las tareas de búsqueda.
Es la tercera vez, desde el día del accidente, que las labores de rescate se suspenden por el peligro que implica la inestabilidad del suelo de la mina, que se localiza en la comunidad de San Juan Arriba de El Corpus, departamento de Choluteca.
Mineros locales guían a los socorristas sobre el lugar en que se presume estarían los ocho soterrados, en una mina que no reúne las mínimas garantías de seguridad.
Las autoridades consideran que las posibilidades de encontrar con vida a los mineros son pocas, pero seguirán en el sitio hasta que hayan sido rescatados, según los planes previstos hasta el domingo antes del último desprendimiento de rocas y otros residuos en el interior de la mina.
A unos dos kilómetros de la mina decenas de familiares de los ocho hombres, entre mujeres, hombres y niños, esperan angustiados y exigen que sean rescatados pronto vivos o muertos.
Por razones de seguridad los familiares de los mineros y los periodistas han sido desalojados del sitio donde funciona el campamento de los equipos de rescate.