Depende de nosotros

julio 29, 2020

TEGUCIGALPA, HONDURAS

A mi entender, conforme lo que he leído sobre la evolución del COVID-19, que no es poco, después de ver cómo se ha desarrollado y evolucionado la pandemia en Europa, EEUU y Suramérica, creo que nos anticipamos a reactivar la economía antes del tiempo prudente que aconseja que primero debe controlarse la pandemia para después recuperar la economía. Pero, las autoridades quisieron ser consecuentes con el sector empresarial, y porque también necesita captar impuestos para mantener los costos que enfrenta en esta pandemia.



Ahora todo depende de los ciudadanos, de las personas, en general de todos nosotros, porque debemos ser más conscientes que nunca, que nuestro deber es cuidarnos para no contagiarnos y no contagiar a otras personas, que es clave para evitar la propagación del virus, por donde comienza a controlarse la pandemia. Esta es la era POSCOVID-19, porque aunque poco a poco se vaya aplanando la curva no significa que estemos a salvo del virus, este virus nos ha advertido algo que no veíamos los habitantes del planeta, que hay trillones de virus, que siempre estarán en el ambiente, ante los cuales seremos vulnerables en la medida que no cambiemos los malos hábitos, y que adoptemos aquellos que practican algunos países asiáticos por lo que hoy son los menos afectados por el coronavirus.

Hay opiniones encontradas entre los que dicen que el coronavirus pasará como todas las epidemias, pero hay científicos serios que piensan que el COVID-19 durará largo tiempo, el suficiente para que, mediante el proceso de mutación, aparezca otro virus, igual o más contagioso. Es decir, debemos entender que somos vulnerables pero que nuestro mayor enemigo somos nosotros mismos, cuando pasado cierto tiempo después de las epidemias, volvemos a las andadas de los pésimos hábitos, principiando por abandonar la costumbre de lavarnos las manos de manera religiosa y frecuente.

Estamos en la primera fase de la reapertura de la economía en forma gradual, comenzando con un 20 por ciento, pasar a otro nivel de mayor apertura dependerá de cómo se comporte la población hondureña, y de su propio estado de conciencia. Ha faltado una campaña fuerte, lo suficientemente robusta, con mensajes penetrantes que mecánicamente hagan que nuestros conciudadanos no olviden los  pasos que deben dar una vez que salen a la calle en procura de realizar sus actividades. Por la premura que aprieta el accionar de nuestros compatriotas que viven del día a día les resulta fácil olvidarse de practicar el hábito obligatorio de usar la mascarilla, y al estar en la calle incurren sin querer en el acercamiento inconveniente a otras personas, incluso hemos visto a personas abrazarse y darse la mano de la forma más inconsciente, y si cometen estas fallas es lógico pensar que no portan un frasquito de alcohol gel para desinfectarse las manos mientras andan en la calle.

Este transcurrir insensato de nuestros compatriotas podría ser neutralizado mediante una campaña de mensajes apuntados directamente a la mente, para repetirles a cada momento lo imprescindible que es usar la mascarilla, mantenerse distantes de otras personas por lo menos a dos metros y lavarse las manos con jabón o desinfectarse a cada momento con alcohol gel. Solo los medios de comunicación, por nuestro compromiso con nuestro país, somos los que hemos puesto una buena cantidad de nuestros espacios para difundir mensajes, traer a nuestro plató a especialistas del sector público y privado igual que a las autoridades públicas, para motivar el estado de conciencia en nuestra población.

O sea, que en este momento no están aportando todos los que tienen el compromiso de hacerlo para crear ese estado de conciencia y sensatez cívica en nuestra población. El gobierno publica algunos mensajes, pero ha confiado más que sea el sector privado el que dé un paso al frente para liderar la campaña, lejos de eso, el sector empresarial más bien se retiró de la mesa intersectorial alegando que las autoridades no hacían lo que Juan Carlos Sikaffy recomendaba. Y esto que, según hemos sabido, el gobierno le aporta al COHEP un subsidio cuantioso de seis cifras. Las empresas que tenemos relaciones contractuales con el gobierno le vendemos servicio, pero no recibimos ninguna clase de subsidio. Las cámaras de comercio, son otra cosa aparte; en SPS, la Cámara de Comercio de Cortes le está sacando el jugo al COVID-19, alquilando uno de sus locales para instalar un triaje por una suma millonaria.

Somos los medios los que hemos abierto una gran cantidad de espacios para enfrentar la necesidad de comunicación en esta pandemia, espacios que cuantificados constituyen un aporte extraordinario, multimillonario, lo hacemos con el compromiso de continuar cumpliendo nuestra obligación cívica ante la indiferencia de los otros sectores que además de lo que hacen, deben aportar para acompañar la reactivación de la economía con una campaña fuerte que siembre en la mente de nuestra población la obligación de practicar los tres pasos necesarios para evitar el contagio del virus. Sin esa campaña se corre el riesgo que por la dejadez de nuestros compatriotas esta nueva reactivación de la economía podría desatar una rapidísima propagación de efectos gravísimos, porque se ha comprobado que el virus no respeta edades, ni pobres ni ricos, ni a hombres, mujeres, viejos, jóvenes, niños, aunque se ensaña más con los viejos, hasta el punto de parecer una elección natural de quienes ya han hecho lo que tenían que hacer en este mundo.

Pero como no podemos quedarnos de brazos cruzados ante tanta indiferencia, los medios no solo hemos dado la cara, sino que estamos aportando nuestra musculatura en el campo de la comunicación para motivar a nuestros compatriotas a que sigan las reglas sanitarias, sin el ánimo de recibir aplausos o que nos consideren héroes. Los aplausos y el heroísmo se los dejamos a nuestros médicos, las enfermeras y todos los agentes sanitarios que andan en las brigadas de casa en casa, rogándoles a las personas que abran la puerta de su casa, para que se dejen salvar.

Así son las cosas y así se las hemos contado hoy miércoles 29 de julio de 2020.