Dedican altar a niños víctimas de políticas migratorias de Estados Unidos

noviembre 1, 2019

 

Estados Unidos 



Un altar dedicado a los pequeños migrantes muertos en el cruce de la frontera de Estados Unidos con México o en centros de detención, recuerda este viernes desde un cementerio de Los Ángeles que las políticas migratorias de la Casa Blanca “matan niños“.

El altar decorado a la manera tradicional mexicana con las flores cempasúchil, calaveras de azúcar, muñecas de trapo, banderas centroamericanas y fotografías de siete criaturas, fue instalado en el atrio del mausoleo del cementerio El Calvario del este de Los Ángeles, California.

“El altar hecho a los niños muertos cruzando la frontera o en los centros de detención lo pensamos dedicar para llamar un poco la atención sobre este problema”, dijo a Efe Sandra Martínez, de 55 años, promotora de esta iniciativa.

La iniciativa del ministerio “Cristo Vive” de la Parroquia San Carlos Borromeo del Norte de Hollywood es para celebrar, según el santoral católico, el “Día de todos los santos“, en el que también se honra a los niños muertos y que antecede al Día de los Difuntos (2 de noviembre), que en México se llama Día de Muertos y tiene características especiales por el sincretismo entre los ritos católicos y los de las culturas precolombinas.

“Estos niños han formado parte de nuestras comunidades, nuestras familias, son niños que nunca vamos a volver a ver”, se lamentó Martínez, originaria de México.

El altar, confeccionado por cuatro colaboradoras, también está ornamentado con calaveras de lata, catrinas (mujeres con cara de calavera) de cerámica, cruces de madera y “una jaula como las que usan las autoridades fronterizas para encerrar niños”.

Con pesar, Martínez expresó que los chicos muertos “que fueron noticia”, en los Estados Unidos “pudieron haber ido a la escuela, crecer” y llegar a ser “buenos profesionales”.

Los niños que aparecen en la galería fotográfica simbolizan a todos los menores muertos por no tener un documento para entrar al país sin peligro.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *