David Luiz será indemnizado por una publicidad del 7-1 con Alemania

agosto 1, 2020

La empresa Wemake Construcciones deberá pagarle casi medio millón al defensor por usar una imagen suya llorando, después de la histórica derrota en Brasil 2014

 

Brasil



No hay brasileño contemporáneo que no sienta dolor cada vez que recuerda la tarde del 8 de julio de 2014, cuando por las semifinales de la Copa del Mundo que había organizado cayó en el Mineirão de Belo Horizonte ante Alemania por un dolorosísimo 7-1.

Si para las generaciones del siglo pasado el Maracanazo de 1950 provocado por Uruguay era un puñal, para los del Siglo XXI lo es esa derrota.

Para los futbolistas que integraron esa selección fue una gran vergüenza, pero uno en especial parece ser quien lo vivió más en carne propia, pues gran parte de las culpas se le cargaron a él: David Luiz.

«Después del 7 a 1 con Alemania muchos se escondieron, no dieron la cara, no quisieron asumir la responsabilidad, y llevé la carga yo solo durante mucho tiempo», dijo hace un tiempo el hoy defensa del Arsenal y que no ha estado en las últimas convocatorias de Brasil.

Aquella espina la llevará clavada por siempre en el corazón, aunque algo bueno de aquella tarde maldita sacó. En las últimas horas, un tribunal de apelaciones de Brasil le dio la razón en una demanda entablada ante una empresa constructora por el uso indebido de su imagen, por lo cual deberá ser indemnizado en 30.000 reales, algo así como 5.750 dólares, una cifra que igualmente no deja de impactar por lo baja, sobre todo teniendo en cuenta que la campaña publicitaria parece bastante dura en contra del futbolista.

La empresa Wemake Construcciones publicó una foto de David Luiz llorando tras la dura derrota con la frase «Solo quería hacer feliz a mi gente», algo que expresó el zaguero en medio de su dolor. Y un posteo en redes sociales de la misma constructora añadía: «Cuando contratás a aficionados para que cuiden el sueño de tu familia, es casi de 7 a 1».

La demanda entablada por David Luiz no era solamente por el uso de su imagen sin haber dado su consentimiento, sino porque se lo trataba de aficionado. Sin embargo, en primera instancia la justicia falló en contra del futbolista, quien apeló y logró que, al menos por el uso indebido de su imagen, se le concediera la indemnización.