Cura pedía, con lágrimas, justicia para el joven cuyo funeral oficiaba; sin embargo el sacerdote guardaba un oscuro secreto

junio 21, 2019

El caso provoca estupor en México

México

Estupefacción en  la sociedad mexicana tras el giro que tuvo el caso del joven Leonardo Avedaño.



El padre que ofició su fúneral, se mostró indignado durante la ceremonia. «Imagínate que a cualquiera de ustedes llega una víbora y les muerde y la víbora se va y ustedes con qué se quedaron. Con el veneno», dijo en su discurso.

Sin embargo, el pasado 19 de junio, se reveló que el sacerdote Francisco Javier ‘N’, fue arrestado por las autoridades ya que se le considera sospechoso del crimen.

Avedaño era un estudiante de maestría que desapareció del pasado martes 11 del presente mes, cuando se conducía en su auto.

A la mañana siguiente fue encontrado muerto por los vecinos de la zona.

El párroco, a partir del hallazgo, se convirtió en una de las principales figuras públicas en busca de justicia para el joven.

«Que Dios lo perdone, nosotros también, pero que la Justicia haga lo suyo«, dijo el padre Francisco Javier en relación al asesino después de dar la misa en honor a Leonardo.

De acuerdo a la revisión de vídeos de seguridad, el sacerdote asesinó, dentro del auto, al joven. Lo ahorcó y luego dejó el cuerpo abandonado en el bosque.

Sin embargo, la Fiscalía tiene hasta el lunes para presentar pruebas contundentes  contra del padre. Mientras tanto, en la Ciudad de México, varios feligreses se congregan para pedir la liberación del padre.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *