Cumplir las promesas

diciembre 2, 2021

TEGUCIGALPA, HONDURAS

Los partidos políticos se rigen por la ley del hierro, es decir, es de hierro ofrecer y es de hierro cumplir. Cuando los candidatos están en plena campaña electoral ofrecen hasta donde les alcanza el imaginario, pero cuando logran ascender al poder, por la poca disponibilidad de recursos del gobierno, no alcanzan a cumplir las promesas y dejan a la población estrellada en la mundana realidad, de quedarse con los dientes destemplados al ver que su candidato una vez en el poder se olvida de las promesas de campaña, que en su mayoría se quedan en el aire.



La Presidenta Xiomara Castro formuló varias promesas que levantaron el ánimo de miles de ciudadanos que la respaldaron con el voto, y que a partir del 27 de enero estarán pendientes del desenvolvimiento del gobierno, esperando que cumpla su palabra empeñada en los discursos de campaña. Hay dos promesas que de cumplir la Presidenta Xiomara Castro, tendrán una alta incidencia en dos sectores que son altamente sensibles, por tratarse de servicios públicos que se mantienen en números rojos: la energía eléctrica y el agua potable. Cumplir la promesa de ofrecer alumbrado público sin costo es un ofrecimiento prohibido por la crisis en que se maneja la empresa de energía eléctrica, que es uno de los asuntos prioritarios que debe atender el gabinete económico del gobierno. El agua potable es otro servicio público básico que se sostiene con el pago de la factura, y que es uno de los más deficientes que tiene la nación.

El gobierno de Xiomara Castro deberá ingeniárselas para compensar la promesa de campaña de suministrar energía eléctrica sin costo y agua potable en todos los hogares al más bajo costo. Ambas promesas deberán ser atendidas en el plazo más inmediato, porque miles de electores que votaron por la nueva Presidenta, mantendrán en su cabeza la esperanza en esos dos beneficios, que de producirse le significarán un gran alivio a su presupuesto, pero que no podría ser a costa de asumirlo el gobierno o cargársela a otros sectores que ya están con la soga al cuello por el pago de los servicios mencionados más las numerosas cargas sociales que les agravan el costo de operación.

Pero, de todas las promesas, la más difícil que deberá cumplir la Presidenta Xiomara Castro es la de respetarle el compromiso ofrecido al designado presidencial Salvador Nasralla, de garantizarle la presidencia del Congreso Nacional para que la ocupe uno de los diputados del PSH. Este tipo de compromisos, aunque se escriban en un documento no es fácil de cumplir, porque cuando en el Congreso Nacional las bancadas representativas de los diferentes partidos se dividen atendiendo al interés de los diputados, cualquier negociación o acuerdo que previamente hagan los partidos, corre el riesgo de quedar en nada cuando hay una disgregación en las bancadas por diferentes razones.

Hay diputados que no tienen un criterio firme cuando deciden irse por la ruta de su propio interés, desoyendo a los líderes del partido que representan la jerarquía de la institución. Últimamente esto se ha vuelto una norma, los diputados se olvidan porque plataforma política fueron propuestos para ocupar una curul en el Congreso Nacional, y cuando oyen una buena oferta abandonan a su partido y se pasan al lado donde les proponen lo que andan buscando. En esta última etapa los diputados del PAC terminaron desoyendo a Salvador Nasralla, por lo que este ahora debe tener más tino para mantener una comunicación política respetuosa con sus diputados, si es que quiere mantener compacto su bloque parlamentario que representa la fuerza real del PSH.

Por lo tanto, LIBRE tiene un compromiso moral con Salvador Nasralla al haber firmado un acuerdo en que, al establecer la alianza para reforzar electoralmente a Xiomara Castro, la Presidencia del Congreso Nacional le corresponde al PSH, que a estas alturas ya empezó a airear quienes son los prospectos para ocupar la Presidencia del parlamento. Hay varias figuras reconocidas en el PSH para ocupar el codiciado cargo, pero será el propio Salvador Nasralla quien decida qué diputado de su bancada es el indicado para ocupar la Presidencia del Congreso Nacional.

Históricamente, la Presidencia del Congreso se logra con acuerdos políticos entre las fuerzas representativas en el parlamento hondureño, esta vez parece que se hará de manera excepcional en base al acuerdo firmado en papel entre Xiomara Castro, Mel Zelaya y Salvador Nasralla. Si se rigen por la ley de la moral, Xiomara Castro deberá cumplirle a Salvador Nasralla, facilitando en todo lo que pueda que un diputado del PSH sea el presidente del Congreso Nacional. Salvador Nasralla ha expresado que Xiomara Castro le cumplirá y ojalá fuera así porque, hasta ahora, todo marcha como un tren sobre los rieles del ferrocarril. En calma y tranquilidad. Y si cumplirle a Nasralla con la presidencia del Congreso nos garantiza esta paz y tranquilidad que tanto bien nos hace, por mucho tiempo, los hondureños esperamos que la Presidenta Xiomara Castro, siguiendo el patrón de la caballerosidad que le han dispensado sus rivales de contienda, le responda de igual manera a Nasralla. Todo sea por continuar viviendo en este clima de tranquilidad que tanto bien le hace a Honduras y a los hondureños.

Así son las cosas y así se las hemos contado hoy jueves 2 de diciembre de 2021.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.




buy windows 11 pro test ediyorum