Cuba no registra muertes por COVID-19 por primera vez en dos semanas

abril 29, 2020

 

Cuba



Cuba anunció 30 nuevos casos de COVID-19 que elevan el total de confirmados a mil 467, mientras el número de muertos se mantiene en 58 al no registrarse ningún nuevo deceso por primera vez en dos semanas.

Los positivos reportados este miércoles por el Ministerio de Salud Pública (Minsap), que corresponden a las pruebas realizadas en la víspera, suponen un descenso en relación a los 48 del día previo, aunque el dato se mantiene en la línea de las jornadas anteriores en las que los contagios diarios oscilaron entre 20 y el medio centenar.

Destaca que 25 de los 30 nuevos casos del día se localizan en la ciudad de La Habana, que es la más afectada por el coronavirus hasta el momento con más de un tercio del total de pacientes confirmados.

De los positivos del miércoles, once eran asintomáticos cuando se les realizó la prueba y el resto presentaban síntomas respiratorios, informó el director de Epidemiología del Minsap, Francisco Durán, en su comparecencia diaria televisada.

También especificó que 23 eran contactos de casos ya confirmados y en 7 no se ha logrado averiguar la fuente de contagio.

Los treinta nuevos casos fueron detectados entre mil 836 pruebas PCR completadas la víspera, cifra que mantiene la tendencia de días anteriores y deja un total de 45 mil 344 test hasta la fecha, complementados por miles de pruebas rápidas con kits procedentes de China.

Permanecen ingresadas en cuidados intensivos de los hospitales cubanos siete personas en estado crítico y otras siete graves, mientras 776 evolucionan de manera estable sin presentar mayores complicaciones. Otras dos fueron evacuadas en las pasadas semanas a sus países de origen.

Además, otros 42 pacientes fueron dados de alta ayer según el informe actualizado del Minsap, lo que deja en 617 el número de recuperados del coronavirus (un 43.8 por ciento de los casos confirmados).

Por otra parte, 3 mil 068 personas se encuentran ingresadas en centros sanitarios al considerarse sujetos de riesgo, mientras 2 mil 224 se clasifican como sospechosos de haber contraído la COVID-19 y otros 6 mil 839 permanecen bajo vigilancia clínico-epidemiológica en atención primaria, según el doctor.

Cuba se mantiene desde hace semanas en fase pre-epidémica del coronavirus con transmisión autóctona limitada, por lo que el Gobierno aplica medidas preventivas como la suspensión del transporte público, el cierre de fronteras salvo casos excepcionales y la clausura de escuelas y los mayores centros comerciales.

Aunque no hay confinamiento obligatorio, se ha pedido a los ciudadanos no salir de casa excepto para actividades imprescindibles como ir a la compra o hacer trámites, y es obligatorio el uso de la mascarilla en espacios públicos.

También se han extremado las condiciones de aislamiento en puntos específicos del país donde se han detectado mayores focos de contagio, entre ellos varias zonas de La Habana.

El pico de la epidemia podría producirse en la primera semana de mayo, según anunció este lunes un grupo de expertos cubanos, que adelantaron la fecha algunos días respecto a la prevista anteriormente.