Cuándo podría estar lista la vacuna contra el coronavirus

marzo 18, 2020

Varias instituciones chinas anunciaron este martes que pondrán en marcha en abril ensayos clínicos para comprobar la eficacia de varias vacunas que el país está desarrollando contra el virus.

China

El Ministerio de Defensa de China anunció este martes haber desarrollado “con éxito” una vacuna contra el nuevo coronavirus SARS-CoV2y ha autorizado las pruebas en humanos, aunque no precisó cuándo comenzarían tales ensayos.



La vacuna está preparada para llevar a cabo “una producción a gran escala, segura y efectiva”, aseguró la epidemióloga Chen Wei, líder del equipo de investigación de la Academia Militar de Investigación Médica, dependiente de la Academia Militar de Ciencias, que ha desarrollado el medicamento.

No es el único intento que avanza en el país, ya que varias instituciones chinas anunciaron este martes que pondrán en marcha en abril ensayos clínicos para comprobar la eficacia de varias vacunas que el país está desarrollando contra el virus.

Estos anuncios se produjeron justo un día después de que expertos en Estados Unidos iniciaran pruebas en humanos de otra vacuna contra el coronavirus. La primera dosis se administró a uno de los 45 voluntarios, todos ellos adultos sanos de entre 18 y 55 años de edad, que tomarán parte en este experimento a lo largo de seis semanas.

La vacuna se denomina RNA-1273 y ha sido desarrollada por científicos del Instituto Nacional de Alergia y Enfermedades Infecciosas (NIAID) y de la compañía de biotecnología Moderna, informaron los Institutos Nacionales de Salud (NIH, en inglés), que destacaron que el proyecto de inoculación frente al coronavirus ha tenido resultados prometedores en modelos animales.

Pero ya sea en China, en Estados Unidos o en cualquiera de los muchos otros países en los que se están haciendo pruebas, lo cierto es que aún queda un largo camino por recorrer para que las vacunes estén disponibles para la población. En tiempos normales, suele tomar una década o más entre el desarrollo, las pruebas de seguridad y la fabricación.

Está claro que esta pandemia no es una situación habitual, así que los tiempos se han acelerado. Para apurar las cosas, los científicos están recurriendo a vacunas no probadas y están replanteándose cada etapa del proceso. Sería la primera en la historia que se habría identificado una nueva enfermedad y desarrollado una vacuna contra ella mientras el brote inicial aún está en curso.

Pero la velocidad puede ser peligrosa en una cuestión tan sensible. “Podríamos tener una vacuna en tres semanas, pero no podemos garantizar su seguridad o eficacia”, explicó Gary Kobinger, virólogo de la Universidad de Laval en Canadá, consultado por NewScientist.