Widget Image

¿Sobre qué conversaron JOH y los líderes de la Alianza?

“Mi papá me enseñó que cuando a uno lo invitaban a acompañar a alguien a comer, uno debe ser educado y aceptar”, explicó JOH sobre las fotos con los líderes de la Alianza.

Tegucigalpa, Honduras

“Los líderes políticos debemos dar el ejemplo y sentarnos a pesar de nuestras diferencias, a dialogar y a debatir temas que sean para el bien de Honduras”.

Así reaccionó el presidente Juan Orlando Hernández, sobre la polémica originada por la fotografía en la que él aparece junto a dirigentes de otros partidos, incluyendo de la llamada Alianza de la Oposición.

“Era la hora de almuerzo, quise saludarlos a todos porque este es el último año que muchos estarán como diputados”, relató el mandatario.

Al acercarse a la mesa en la que almorzaban varios diputados, entre ellos el ex presidente y actual jefe de la bancada de Libre, Manuel Zelaya, el presidente recibió la invitación para sentarse.

“Mi papá me enseñó que cuando a uno lo invitaban a acompañar a alguien a comer, uno debe ser educado y aceptar la invitación. Eso fue lo que hice”, dijo Hernández.

Lea además: Los políticos son iguales… ¡comen en el mismo plato! (VIDEO)

“Les expuse mi posición en relación al tema de las tarjetas de crédito” -JOH se ha propuesto que le bajen a intereses que asfixian financieramente al pueblo hondureño-, “y de varios proyectos carreteros en todo el país”.

Por su parte, el ex presidente Zelaya le preguntó a Hernández qué le parecía su propuesta de crear mecanismos para garantizar la transparencia en las elecciones generales de noviembre.

“Excelente -respondió Hernández-, porque así gana el pueblo hondureño”.

Para JOH, el revuelo que han provocado las fotografías no tiene fundamento alguno.

“Personas negativas a las que les gustan descalificar o atacar con agresividad a los demás están diciendo muchas cosas, pero quizás no entiende que no es por la vía del conflicto ni del ataque que se resuelven las cosas”, señaló el presidente.

“Hay algo que todos los hondureños debemos entender: que el pleito no nos lleva a ningún lado, y que aunque seamos adversarios políticos, eso no significa que no nos podamos sentar en una mesa como personas civilizadas y platicar con altura”, concluyó.