Continúan inspecciones en supermercados y farmacias para vigilar precios durante emergencia por el Covid-19

abril 28, 2020

Tegucigalpa, Honduras

Con el fin de garantizar los derechos básicos de la población durante la crisis epidemiológica del Covid-19, este día un equipo de agentes de Tribunales de la Fiscalía Especial de Protección al 8 y Adulto Mayor (FEP-CAM) continúa realizando intensas labores operativas en diversos supermercados y farmacias de la capital.



Las inspecciones se efectúan en el marco del cumplimiento a los Decretos Ministeriales 018-2030, 023-2020, 027-2020 y 030-2020.

Entre las acciones se constatan precios, condiciones, fecha de caducidad o adulteración de la fecha de vencimiento del producto y/o medicamento, asimismo constatar circunstancias sobre el trato equitativo y digno a los adultos mayores a la hora de adquirir productos y servicios.

Del mismo modo, se verifica que los comercios cumplan con las medidas de bioseguridad y de distanciamiento para que los consumidores puedan compras, de esa forma evitar la propagación de la pandemia.

Durante la jornada, se inspeccionaron 12 supermercados y siete farmacias, de los cuales se corroboró que en un negocio ubicado en la colonia El Prado se encontró diferencias de precios; por consiguiente, la autoridad encargada procedió a iniciar proceso administrativo por la infracción cometida, lo anterior en base a la Ley de Protección al Consumidor.

Asimismo, se instruyó a un gerente de supermercado a que se cumpla con la medida de distanciamiento de un metro entre usuarios en el área de caja.

La Ley de Protección al Consumidor en su artículo 95, refiere que se sancionará a la privación de libertad de uno a cinco años en los casos que “acapare o especule con bienes esenciales para el consumo o la salud, con el propósito de desabastecer o provocar el alza de su precio”.

Vale mencionar, que todas estas actividades se efectuaron con el apoyo del personal de la Dirección General de Protección al Consumidor (DGPC) y agentes de la Dirección Policial de Investigaciones (DPI).

En el tiempo de cuarentena, el Ministerio Público continuará supervisando los comercios a nivel nacional, con el fin de salvaguardar los derechos de los consumidores.

De igual manera, se reitera a los consumidores que pueden interponer sus denuncias a la línea telefónica 2236-1100 de la Fiscalía Especial de Protección al Consumidor.