Rosa Oviedo, la hondureña que cumplió el «sueño español» (FOTOS)

agosto 30, 2018

España

La hondureña Rosa Oviedo, viajó a España en 2009, con la esperanza de sacar adelante a sus hijos.



Oviedo era mecanógrafa y era dueña de un salón de belleza, pero no le rendía lo suficiente para darle todo lo que quería a sus hijos.

Es por eso que arregló sus maletas y decidió viajar al país europeo con muchas ilusiones.

Esta hondureña emigró hace nueve años a San Sebastián en la región española del País Vasco y después de tres años y medio logró reunir a su familia en su nuevo entorno, tras obtener su residencia.

En su casa y pasados los años, se ha reunificado con sus hijos, hermanas y con su madre, de quien heredó su espíritu de lucha por la vida.

“Decidí emigrar, una para ayudar a mi familia y otra para un mejor fututo de mis hijos”, expresó la madre inmigrante.

Como muchos hondureños al llegar a España Rosa Oviedo trabajó en lo que se le presentara oportuno y que le permitiera tener acceso a unos cuantos euros. Confesó que sintió el choque cultural en muchos aspectos principalmente en los horarios y la educación europea.

Sin embargo, optó por estudiar hostelería con especialidad en cocina en lo que logró trabajar hasta antes de tener a su tercer hijo, una pequeña que en la actualidad cuenta con dos años.

Contó que cinco años atrás conoció a un español con quien salió por un tiempo y luego procreó una niña, quien juntos a sus hermanos constituyen un núcleo familiar.

Luego de su último parto, ya con tres hijos, no pudo continuar en el rubro de la hostelería por lo que decidió dedicarse a limpieza de casas, una actividad con la que sostiene a su familia.

“Yo me he puesto muchas metas y las he podido cumplir, pero claro no ha sido un camino fácil, hay que ser fuerte y perseverar”, apostilló la entrevistada.

Es precisamente esa perseverancia la que le permitió llevar a su lado al resto de su familia -su madre y hermanas- quienes hoy le apoyan en su trabajo y en la crianza de sus hijos.

“Mi consejo a los inmigrantes es que el esfuerzo debe valer la pena, que no vayamos a otros países solo por decir que viajamos y que tengamos presente de dónde venimos y metas claras”, añadió.

Acto seguido, criticó que muchos inmigrantes hondureños han llegado a España y no han logrado construir un patrimonio, “es una pena” dijo al tiempo que consideró que no existe un “sueño español o americano” sino el único sueño de volver a reunir a la familia una vez se emigra.

Explicó que dos hermanas, una de ellas madre, emigraron en primera instancia y luego en conjunto se llevaron a su madre, una mujer que las crio sola, es decir, sin el apoyo de un padre.

“Me orgullece mucho, ya que mi madre es soltera y nos crio sola y ahora yo puedo dar una educación de calidad a mis hijos, no es fácil, pero Dios nunca me abandona”, señaló.

“Mis hijos me dan felicidad y alegría, el saber que ellos están bien me hace estar muy bien”, prosiguió.

Al consultarle qué es lo que más extraña en Honduras, sin titubear dijo que la libertad ya que por su condición de emigrante en España se ata a su trabajo.

“Cuando yo regresé a Honduras a traer mis hijos sentí esa libertad otra vez, no sé porque, pero es que aquí cuando se es inmigrante se vive con miedo hasta de la Policía”, acotó.

Detalló que, logró obtener la residencia por medio de arraigo, luego de trabajar tres años y de su empadronamiento. Primero obtuvo un permiso por un año y luego por dos años, este último se repitió y finalmente obtuvo un permiso por cinco años lo que le permite optar a la nacionalidad española.

No obstante, la hondureña reveló que no le hace ilusión la ciudadanía española ya que se siente orgullosa de sus raíces catrachas y con la residencia puede trabajar legalmente en ese país.

La-hondureña-que-cumplio-el-sueño-español-5

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *